En Los Viajes Se Conoce A Las Personas

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
249 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Hay una frase muy cierta que dice que en los viajes se conoce a los amigos, también en la cárcel y en la enfermedad, pero quedémonos hoy solo con los viajes, la expresión se explica porque al convivir las 24 horas con compañeros de viaje, necesariamente salen a relucir cosas que quizás en la vida diaria o la convivencia ordinaria, no se sacan a la luz esos defectos.

El autoritarismo de las personas, es un defecto que cuando andas de viaje es muy incómodo, de repente resulta que el otro, el amigo hasta entonces entrañable,  y tanto que quisiste hacer un viaje con él, solo quiere hacer lo que él quiere y no le importan tus gustos o tu opinión, solo quiere ir a donde él quiere. Porque quiere solo satisfacer sus gustos escoge los restaurantes a los que quiere ir, sin importarle que a los demás que están en el viaje no les agrade, no busca consenso en las decisiones.

La Codicia y Avaricia, son otro defecto que molesta en los viajes, la persona no quiere cooperar por lo que está consumiendo y en ocasiones pide platillos o bebidas mucho más costosos, al final quiere dividir la cuenta en partes iguales. Hay también algunos que casualmente cuando va a llegar la cuenta se van al baño o mañas así. Muy listillos los Abundacios.

Agresivos, estos cuates a punto de dejar de serlo, se distinguen por su mala manera de pedir las cosas, el maltrato de los meseros o los camareros, por su forma muy altanera de tratarlos. Creen que como son los que van a pagar tienen el derecho de ofender a las personas, sin acordarse de que todos somos iguales. Estos examigos se quieren pelear con todos los que se les atraviesan sin pensar que expone a todos los del viaje.

Otra actitud que sale a relucir es el racismo, es muy deprimente que todavía haya racismo entre las personas, cuando hay gente que está ofreciendo algunos productos en la playa, y estos los denigran por solo sentirse molestados a la hora de estar de vacaciones. Es una falta de criterio tratar así a las personas que están haciendo su luchita para vivir.

Están también los mentirosos, que nos dan argumentos o nos cuentan historias que ni ellos se creen, a veces te hacen preguntarte ¿este cree que soy un tonto o porque me cuenta estas mentiras o aventuras?, no se las cree ni el mismo. Son producto de su imaginación o por haberlo oído, ya te cuentan como que ellos lo hicieron. Van diciendo tantas mentiras que luego se les olvida que te la habían contado y después cuentan cosas que se contradicen con lo anteriormente contado.

Nerviosísimos, estos cuates son especiales, le tienen miedo de todo, en la carretera van sumamente nerviosos y crean un ambiente hostil que resulta muy desagradable. No quieren subirse a ningún lugar por el riesgo que pueden correr, esto paraliza a todos porque no quieren subirse o participar. Las caminatas nocturnas en la playa o en el malecón les dan mucho nervio porque suponen que te van a asaltar o a ocurrir algo, subirse a un taxi en un lugar desconocido porque tiene miedo de ser desvalijado, y así con todo.

Apatía, estos no quieren hacer absolutamente nada, solo quieren quedarse en el hotel, no ir ni a un restaurant o ir a un lugar a conocer, es que solo quieren descansar, es su argumento. No los haces que se animen con ninguna propuesta o idea de diversión, es desesperante, al final mejor lo dejas en el hotel y tu tomas el toro por los cuernos y te sales solo. Su serenidad es pasmosa, bueno, si no te reclaman que los abandonas, porque hasta eso…

Metrosexuales, estos quieren bañarse y perfumarse cada minuto, tardan horas en estar listos para salir y no les importa que los demás ya estén listos, los demás tienen que esperarlos porque quieren ir muy bien vestidos, adecuado a cada actividad, son gente que creen que los demás solo los van a estar viendo para envidiarlo por sus ropas de marca y sus accesorios costosos. Son muy narcisos que su pulcritud da flojera.

Consumistas, son gente que van comprando y comprando cosas sin importarles los problemas que van a causar sus cosas a la hora del regreso, porque los viajantes van a ir muy incomodos por todas las cosas que llevan. Quieren recorrer todas las tiendas y casi que hacerles inventario. Se gastan dinero que quizás deberían haber guardado para un contratiempo en el viaje, se confían en que los demás les presten para salir bien librados.

Están los Intransigentes, estos no aceptan que están en un error y aunque los demás les hacen ver que están equivocados no dan marcha atrás, mucho menos pedir perdón por la incomodidad que ocasiona. Creen que tiene todas las verdades en su cerebro, está acostumbrados a no aceptar opinión de los demás viajantes. Muchas veces en los viajes se deben tomar decisiones rápidas por la brevedad de los tiempos, de aprovechar las buenas oportunidades pero este tipo de personas nos obstaculizan todo por necios. Son soberbios.

¿Y qué me dice de los críticos?, hay gente criticona que daña y mucho, en ocasiones es bueno criticar pero otra cosa es hacerlo destructivamente, porque hacen que los compañeros se sientan ofendidos o incomodos por los comentarios desagradables del criticón. Creen que ellos son perfectos y que ellos no tienen defectos, que se les puede hacer ver, no se dan cuenta que si fuéramos como ellos también tendríamos mucha tela de donde cortar, con su cuerpo tan imperfecto.

Homofóbicos, yo no pido que se acepte totalmente pero tratar de no hacer caso de las personas que tienen otras preferencias sexuales, se respeta a los otros, pero este mal compañero de viaje está diciéndoles en voz alta que no está de acuerdo de sus preferencias o se burla de la manera de hablar o de su caminar, sin prudencia alguna. Debemos tener más tolerancia en cuestiones sexuales, siempre y cuando uno no se sienta agredido.

Manipuladores, quieren que las personas hagan cosas malas, causen daños a personas o instalaciones, sin necesidad de hacerlas. Le gusta hacer que los otros realicen cosas que ni el mismo se atreve, pero con su manera de saber manipular convencen a los más débiles del grupo de viaje.

Fanáticos, quiere conocer a alguien o algo que sin importar que los otros no tengan tanto interés en conocer o verlo, se aferran hasta que lo consiguen, a pesar que el tiempo que se consumió en esta actividad fue excesivo y aburrido. Subirse a un juego pero la fila es de 3 horas, a todos los demás no les interesa pero él quiere subirse sin importar el tiempo de espera. O conocer a un artista que hay que esperar para solo saludarlo y hay que hacer una muy desesperante antesala.

Bueno estas son algunos de los defectos que nos podemos topar con los amigos que en los viajes los conoceremos mejor. Hay que platicar antes de ir de viaje con las personas para sensibilizarnos de los posibles problemas que se puedan suscitar. ¡Ojala no sea yo el amigo incomodo de nadie!


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Temporada de musicales en Madrid

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed