LA PILLA HUEVOS.

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
157 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones


Esa generación del cuarenta,

qué vemos tantos avances.

Hoy les hablaré de uno,

que nos produjo percances.


Los pantalones antiguos,

todos tenían botones.

Sale otra novedad,

que nos toca los cojones.


La sencilla cremallera,

al no estar acostumbrados.

 que al subirla con prisas,

a muchos dejó capados.


No cerrar un botón,

se notaba muy poquito,

En verano venía bien,

 refrescaba al pajarito.


En invierno era difícil,

casi nunca se olvidaba.

si no se cerraba bien,

el pájaro se resfriaba.


Le ponen la cremallera,

 nos surge el gran problema.

Te podías pillar un huevo,

 hasta romperte la yema.


Si salías a la calle,

la cremallera bajada.

Ese clamoroso fallo,

la mujer lo detectaba.


Te ponías colorado,

al contemplar su sonrisa.

Subías la cremallera,

rápido con mucha prisa.


Te pillaba un huevo,

soltando un gran alarido.

Oías decir a la gente,

¡ese va pedo perdido!.


De esa generación,

pocos están tatuados.

Nos llegaba con tener,

los pinreles señalados.

 




Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Temporada de musicales en Madrid

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed