Casualidad o Sincronicidad

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
278 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Muchas veces nos sorprendemos que estamos acordándonos de una persona, e inmediatamente después esa persona nos llama o nos manda un mensaje a nuestro celular, ¿nos conectamos con esa persona con la mente o es una mera casualidad?, si nos ocurre muy seguido empezamos a dudar que solo sea esto último, no faltando quien se sienta poseedor de poderes extrasensoriales, paranormales, o algo digno de figurar en el programa radiofónico “la mano peluda”.

La casualidad, la definen como la causa o fuerza a la que supuestamente se deben los hechos y circunstancias imprevistas, especialmente la coincidencia de dos o más sucesos no relacionados entre sí. Podemos poner muchos ejemplos de casualidades según esta definición, como el encuentro de una pareja de amigos que se conocieron en la facultad, cuando estudiaban licenciatura, lo extraño es que ellos nunca iban a esa escuela porque ninguno había estudiado allí, el encuentro fue en la cafetería, mi amigo fue a acompañar a un primo suyo que tenía que recoger unos papeles en la oficina de un catedrático de la facultad, entonces le dijo que mientras iba por la papelería que lo esperara en la cafetería, y ella fue a esa escuela porque una amiga quería sacar una constancia de calificaciones y le pidió que le diera un raid, porque no tenía carro, al llegar a la facultad también le dice que si la espera en la cafetería, así fue el encuentro, así se flecharon. Lo raro es que nunca se habían visto a pesar de vivir en la misma ciudad y que les hayan pedido el favor de acompañar ambas personas que tampoco se conocían. La coincidencia del mismo lugar y a la misma hora.

Hay personas que no creen en la casualidad, dicen que los eventos están determinados por leyes del universo, en donde todo está preestablecido, el propulsor de esta manera de pensar es el psicólogo y psiquiatra suizo Carl Gustav Jung (1875-1961), quien estudió la sincronicidad, según él anulando la casualidad. Dice este científico la simultaneidad de dos sucesos vinculados por el sentido pero de manera no causal como la unión de los acontecimientos interiores y exteriores de un modo que no se puede explicar, pero que tiene cierto sentido para la persona que lo observa.

Jung llego a la conclusión de que hay una íntima conexión entre el individuo y su entorno, que en determinados momentos ejerce una atracción que acaba creando circunstancias coincidentes, teniendo un valor específico para las personas que la viven, un significado simbólico o siendo una manifestación externa del inconsciente colectivo. Son este tipo de eventos los que solemos achacar a la casualidad, el azar, la suerte o incluso a la magia, según las creencias de cada quien, o peor, las que compartimos sin siquiera saberlo.

Hay una canción que define muy bien la casualidad, es una canción de Fernando Delgadillo, que canta Guadalupe Pineda, en una parte de la canción dice:

Soy vecina de este mundo por un rato

Y hoy coincide que también tu estas aquí

Coincidencias tan extrañas de la vida

Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio

Y Coincidir.

Así es como la primera estrofa de la canción termina, a mi manera de ver muy buena forma de explicar la coincidencia entre dos personas, que a pesar de existir tantas cosas ellos están allí mismo.

Hay eventos que nos vienen a la mente tiempo antes de que sucedan, este tipo de eventos los llaman sincronizaciones precursoras, o sea, que se manifiestan inexplicablemente antes en nuestras mentes, son como premoniciones o augurios.

Advierten que cuando estamos en un estado alterado de conciencia se manifiestan más las casualidades y no se sabe por qué. Los estados alterados de conciencia pueden manifestarse por temor, amor, tristeza o estrés. Se manifiestan más eventos casuales, como que vienen en paquetes que en estadística se les llama Stochastic. Resulta que mientras más atentos estemos, más nos daremos cuenta de las coincidencias, ya sea en una canción, en la radio, en los anuncios espectaculares, etc...

Podemos soñar algunos sucesos y posteriormente vivirlos, eso es otra forma de casualidad que se nos hace inexplicable, la interpretación de los sueños es una manifestación del inconsciente que hace darnos cuenta de aquello que no pusimos atención o que se nos hizo irrelevante, en los sueños se muestra la importancia que pueda tener en nosotros y se manifiesta.

Al estudiar este tema, se menciona la teoría de la totalidad y el orden implicado de la mecánica cuántica, la menciono pero se me hace difícil de explicar en este escrito, son cosas más elevadas a mi parecer. Hay una frase de William James en donde dice “Somos como islas en el mar, separadas de la superficie pero conectadas en la profundidad”. Quizás todos estamos conectados pero no sabemos cómo interpretarlo, nuestros sentidos no pueden captar esa información, que no se puede ver ni tocar, es algo más.

Al leer los horóscopos pudieran coincidir en algo en algún día, pero a mi manera de ver no se me hacen creíbles ya que no puedes encasillar a muchas personas solo por su fecha de nacimiento, que les va a suceder esta u otra cosa. Se me hace solo son para que pongamos más atención en el día que los leemos para buscar las señales que coincidan con lo leído. Los que escriben los horóscopos dicen que están basados en la alineación de los astros, eso sería otra casualidad más, que los astros estén de esa forma en determinado suceso de nuestra vida.

Existen sincronizaciones de desviación, que ocurren cuando de repente te desvías de tu curso de acción más probable, te sales de tu zona de confort por situaciones que en primera apreciación, las notas como algo malo. Ponen el ejemplo que el hijo de un granjero se rompió la pierna al montar un caballo, todos dijeron que mala suerte que se había quebrado la pierna, pero dos semanas después todos los jóvenes del pueblo fueron reclutados para el ejército para ir a la guerra, como el joven tenía la pierna quebrado no lo reclutaron. Los demás jóvenes reclutados murieron en la guerra. Todos decían que buena suerte que se le quebró la pierna sino hubiera muerto también. Son una desviación muy notoria.

Algunas sincronizaciones de expansión, que nos hacen cambiar repentinamente y crecer en nuestra espiritualidad. Esta pudiera ser actos improbables, como cuando de repente los drogadictos dejan el vicio, de un día para el otro. Es una casualidad que su subconsciente en ese momento cambia para mejorar y ya no drogarse más, se descodificaron sus gustos, es casualidad o milagro.

Existen personas que dicen que no existe la casualidad, que todo tiene un por qué y un para qué, que existen leyes en el universo que están determinando cada uno de los eventos que están sucediendo, para mí eso se me hace demasiado rígido y me hace preguntar entonces si no existe el libre albedrio de la persona. Si ya todos los eventos están determinados entonces nosotros solo estamos obedeciendo patrones que debemos llenar, se me hace que entonces demasiado perfecto todo, sin libertades solo somos como zombis.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Temporada de musicales en Madrid

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed