La Familia Morbo

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
516 visitas

Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

Quien dice, pregone, jure sobre las sagradas escrituras que no es morboso, está mintiendo, porque todos somos morbosos, en alguna medida y  aunque se oiga feo, pero después de contarles esta breve historia me darán la razón, cambiarán de opinión, y dirán: bueno un poquito nada más. Todo empieza con un chico mileninum llamado Eduardo que va manejando por el periférico, hasta eso no iba tan rápido, pero tuvo un accidente automovilístico fatal, se cree que por la distracción de estar viendo el celular en vez de por dónde iba. Le había llegado un video que venía etiquetado como “mira es la del clima”, sintió mucho morbo y lo quiso ver en ese preciso momento, ese fue el distractor principal para que chocara, se supo que iba viendo esto porque cuando estaban rescatándolo los paramédicos, uno de los morbosos que se acercaron y tomo su celular de la escena, en la pantalla estaba ese video; el curioso que tomo celular, no sé si por buena gente o también por morbo, buscó en los contactos alguno que tuviera nombre de familia, como papá o mamá, encontró hermano, le marcó y contestó inmediatamente alguien quien creía que le iba a comentar que buen video le había enviado, pero nada, era la voz de un desconocido que le avisaba que Eduardo había tenido un choque y que necesitaba que viniera urgentemente. Colgó y se dirigió hacia donde el desconocido le había indicado, al llegar y ver la escena dantesca, se identificó con los oficiales de policía, en ese momento se acercó el desconocido a entregarle el celular de su hermano accidentado, comentándole que iba viendo un video cuando chocó, porque estaba todavía en la pantalla, le aclaraba, el hermano con la cabeza aceptando el comentario solo le contestó si gracias.

Los agentes de la policía que atendieron el accidente, no se cansaban de decirle a las personas morbosas que fueron a ver qué había sucedido, que se hicieran para atrás, pero era tanto el morbo que no podía contenerlos, a pesar que corrían riesgo porque el automóvil podía explotar. Cuando llegaron los rescatistas en el camión de bomberos, no podían abrirse paso porque había tantas personas, que tenían miedo de lastimar a alguien con sus herramientas de salvación.

El conductor del automóvil desgraciadamente murió, el hermano mayor que le había mandado el mensaje de la atractiva mujer se sentía muy culpable y le platicó a otro amigo de su grupo que el pobre de Eduardo se había estampado en el periférico por culpa de él, pero arrepintiéndose le explicaba que él también fue víctima del morbo, porque en un anuncio de una página de internet le había salido una publicidad en donde decía ¿quieres ver a la del clima haciendo cosas prohibidas?, entonces abrí el anuncio y salió eso que le mandé a Eduardo, el siempre mencionaba que veía a la mujer esa solo por morbo, no por el clima.

El que publicó eso en la página de internet era un periodista de baja monta que solo buscaba noticias morbosas para que los usuarios de la página, lo abrieran y con ello el ganara dinero, con sus anunciantes. Es una estrategia muy común el despertar el morbo para que los que no tengan nada que hacer caigan, están utilizando esta manera de atraer la atención por medio del escandalo.

El papá de Eduardo que se había ido al súper a comprar unas cosas que había visto en oferta poco creíble, fue por morbo a ver si era cierto lo que ofrecían en el periódico este establecimiento. Al estar en la tienda se  encontró a un amigo que se acaba de separar de su esposa con la que tenía muchos años de casados, le pregunto que como se sentía, pero más bien por morbo, no por una real preocupación, el amigo le contesto que bien, que lo estaba superando, le vuelve hacer otra pregunta por morbo, ¿y has visto a tu ex?, le contesta no la verdad, no nos hemos visto desde la separación. Se despidieron y siguió cada quien su camino. En otro de los pasillos este otro amigo que está estrenando novia, se le acercó y con cierto morbo, con una sonrisa de pícaro como insinuando que guapa esta tu novia, le pregunto: ¿cómo has estado? Con esa cola a la pregunta que hace dirigir la respuesta, el amigo solo le contesto que bien y se marchó porque sabía que lo saludaba solo por morbo, no porque tuviera ganas de platicar con él.

La mamá de Eduardo esta en casa viendo la televisión, el programa de “Big Brother”, estaba muy atraída por el programa, era un reality show que los iban a estar filmando a los artistas famosos que participaban, las 24 horas por todos lados, esto le parecía morboso pero le llamaba la atención, nunca había visto algo tan atrevido, además todas sus compañeras de los Martes, lo estaban siguiendo día a día. Las pláticas en la reunión eran últimamente sobre este programa tan entretenido y esporádicamente de ir de viaje al lugar donde mataron a Kennedy a Texas, más que nada por morbo.

La hermana de Eduardo estaba en su cuarto leyendo un libro que le habían recomendado mucho, le dio curiosidad desde el título, por eso fue y lo compro, se llamaba “Cincuenta Sombras de Grey”, aparte le habían contado varias amigas que tenía drama, romance, además era medio erótico, que hacia volar la imaginación con la lectura. Le ganaba el morbo así que fue lo más pronto que pudo a comprarlo. Cuando venía de regreso con su libro, le quiso llamar a su mejor amiga que sabía que lo había comprado en el mismo establecimiento, que lo tenía en su poder pero además para comentarle que si también a ella le había tocado un señor muy alto de dependiente en la librería, que tenía la miraba como de morboso, se le queda viendo mucho a su escote y que la había incomodado mucho, la amiga le contesto que sí que a ella también le había pasado lo mismo, le nombro al señor viejo, tan feo y morboso.

Con este relato con solo una familia de cinco miembros, te mostré unas de las tantas morbosidades de las personas, pero hay más, en un solo día paso todo, si te diste cuenta. No seas morboso después te cuento que más paso con lo del accidente. Pero la verdad si está muy bueno y picoso lo que pasó después, te lo aseguro.

El morbo es un sentimiento enfermizo hacia las personas que esté sufriendo algo desagradable o tienen algo fuera de lo común, los que tienen necesidades de sentir emociones lo disfrazan de una preocupación, pero las bajezas humanas están ahí, fingen que están al pendiente de lo que sucede pero es solo para satisfacer esa atracción hacia la crítica y el chisme. Es difícil de huir del morbo, si alguien quisiera hacerlo, y como decía el padre Antonio Usabiaga, un párroco de la ciudad donde vivo: ustedes los de Saltillo están libres de tentaciones, tan pronto se presenta una, caen alegremente en sus brazos… así nosotros con el morbo…


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.