EL PASTOREO.

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
285 visitas

Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.

Anécdota del pastoreo.

En el pueblo cada vecino tenía unas pocas ovejas, todas se llevaban en un rebaño juntas con dos pastores cada día.

Cada diez ovejas tocaba un día de pastoreo, muy pocas veces un vecino que tenía algo de dinero pagaba a un muchacho ,para que ese día que le tocaba fuera de pastor.

El sueldo unas dos pts, que se daba a los padres por ese trabajo, otras se hacía por solo la merienda si era generoso y sabías que te pondría en la tartera un buen trozo de tocino, algo de chorizo y un buen cacho de pan.

La sorpresa para mi fue el día que encontré en la tartera cuatro pescadillas de esas que se muerden la cola, las miraba pero no me atreví a comerlas pues nunca había visto peces tan extraños.

Al terminar la jornada entregué lo sobrante para repartirlo en la familia, mi madre al ver esos peces tan extraños comento;¡ Donde coño del río los pescaría ese tío si yo jamás los he visto!. Fue la primera en meterle un bocado y para dentro.

Imposible que nos hicieran daño, no tocábamos ni a una por persona; Es una muestra de la gran variedad que teníamos para comer.

Eso de que esto no me gusta,  no estaba incorporado en la vida diaria,  si no comías valía para la cena y si no para el almuerzo.

Eso nos preparo para estár a las duras y las maduras, quizás no sufrir tanto al recordar esos tiempos de posguerra. Si se comparan con los de ahora.

 

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.