Está Raro El Asunto

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
169 visitas

Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

Estaba Pedro en el jardín de su casa horas antes de su fiesta de cumpleaños, esperando a los invitados que como es costumbre en nuestro país, todos llegan tarde, no se le notaba preocupado de que lo dejaran plantado, porque el sabe como son sus amigos, muy impuntuales, para perder el tiempo se puso a acomodar las cosas de la mesa, acomodar los refrescos de la hielera y tapar los platos de botana con unas servilletas para que no se le paren las moscas. De repente se viene un aironazo de esos de por acá y aparece una nave con muchas luces blancas, Pedro se queda parado con cara de asustado, sus ojos parpadean mas de lo normal, de la nave salen dos presuntos extraterrestres, que tienen un aspecto humanoide pero algo raro, muy flacos, ojones y cabeza sin pelo como la de mi compadre. Le dicen a Pedro, con una sonrisa, sabemos que es tu cumpleaños y venimos a felicitarte, queremos darte un abrazo y que nos regales una rebanada de pastel, Pedro medio ciscado les pregunta ¿pero ustedes quienes son? ¿De donde vienen?, el humanoide se presenta y le dice mira yo soy Keret y el es Hans apuntando con su dedo larguchon a su compañero, de donde venimos nosotros es de una luna de Saturno, en donde tenemos una atmosfera muy parecida a la de este planeta Tierra, por eso podemos visitarte sin ningún problema, pocas personas nos han visto por aquí. Nosotros lo que queremos aparte de felicitarte y que nos des una rebanada de ese pastel de fresas que tienes allí, es también convencerte que te vayas con nosotros en la nave a nuestra Luna, necesitamos a maestros como tú para los niños. Pedro: ¿no se supone que ustedes están mas adelantados que nosotros?, yo que les podría enseñar aunque sean niños mis alumnos, está rara su propuesta. No creas, nosotros podemos estar mas adelantados que ustedes, pero conforme fuimos mejorando en la tecnología las personas nos volvimos mas solitarias y mas tristes, entonces tu función como maestro seria la de motivar a los pequeños para que convivan con sus compañeritos y salgan a jugar a los parques, lo que pasó es que a nuestras redes sociales solo subíamos momentos de felicidad y de alegría, como dicen ustedes puros pecados capitales, suben fotos echando flojera, fotos comiendo mucho, fotos presumiendo sus cosas, fotos de mujeres hermosas, videos de violencia, así todos con algo malo en el fondo, o sea refiriéndome a la pereza, gula, soberbia, lujuria, ira. Nadie subía cosas que lo hicieran sentir triste para no causar lastima o no ser juzgado o para no preocupar a los demás, eso ocasionó que las personas cada vez se sintieran mas solas y tristes por no convivir realmente, al ver que todos eran felices pero ellos no. En cambio tú, podemos ver que solo aquí en tu fiesta van a venir muchos amigos y amigas, que te estiman y te buscan sin ningún interés, ni económico o de otra índole, son amistades de verdad. Vente con nosotros te garantizamos que te va a gustar mucho nuestro planeta y que vas a tener mucho cariño de nuestro niños. Pedro les contesta: La verdad si me gustaría como aventura pero no quiero perder mis amistades, y aparte ¿como le haría si me quiero regresar?, no hay manera, si extrañara a mi gente y nunca mas los pudiera ver, es como sentí que me moriría y que no puedo volver a convivir con nadie. El humanoide se rascó la barbilla con su mano como pensando ¿que le puedo ofrecer para convencerlo?, en nuestro planeta no vas a tener problemas económicos porque si trabajas, vas a poder tener todo lo indispensable para vivir. Pedro les dice tengo una duda, ¿y en su planeta como es eso del amor, si encuentras pareja o esta pasando como aquí que cada vez es mas difícil encontrar a alguien?, Hans le contesta: la verdad si esta difícil, somos muchos habitantes pero la verdad si se batalla para conseguir con quien casarte, como que cada quien quiere vivir solo, nadie quiere tener compromiso con nadie. Ya ven ¿para que me voy?, aquí puede ser que encuentre a alguien que me quiera y que aunque se que tengo el riesgo que no me vaya bien, si fui feliz un tiempo con eso es suficiente, como quiera nadie sabe lo que pueda pasar en el futuro. ¿Como ven si me dan chanza de pensarlo y vuelven en un año?, Hans le contesta: no no podemos hacer eso, la decisión debe ser ahorita porque necesitamos maestros para nuestros niños y muchachos ahora. Pedro: No me quiero ir, digan lo que digan este planeta es excelente y podemos hacer tantas cosas que nos pueden hacer felices que para que me voy al de ustedes. Entonces mejor les sirvo el pastel de fresa y que les vaya bien. Hans le dice: Estamos sorprendidos con ustedes los Terricolas, Pedro: ¿porque compadrito? Hans: Es que oímos tantos comentarios negativos que ustedes dicen de su situación aquí en la tierra, que está muy difícil, que todo esta del nabo, pero al momento que venimos a ofrecerles que se vayan con nosotros nadie se quiere ir es algo contradictorio, deberían de quejarse menos y disfrutar todo lo que tienen. Pedro: ¿A cuantas personas les han dicho? Hans: Pues ya perdimos la cuenta pero son mas de 100. Pero cambiando de tema le dice Pedro, ¿cuantas horas hacen para llegar a su planeta en ese peltre? Se ríen los humaniodes por que comparó su nave con una olla de peltre, Hans contesta: como 10 horas o 10 horas y media, todo depende de la carga que llevemos. Pedro :Ah pues no es tanto.
Bueno que les vaya bien y les voy a preguntar a mis amistades quien quiera ir con ustedes para que vayan a la segura. ¿Que tal estaba el pastel? Muy bueno muchas gracias, nos vamos algo triste porque no convencemos a nadie. Adios, pero esperense, llévense una rebanada para el camino, por si les da hambre… Caray de terrícolas, se dijeron los extraterrestres, capaz mejor nos venimos nosotros para acá, los pasteles son fuera de este mundo


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.