El Lado Oscuro Del Dinero

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
143 visitas

Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

EL LADO OSCURO DEL DINERO

Antonio se asoma por la mirilla de la puerta para ver quien está tocando a su puerta, es Jorge su gran amigo de toda la vida, inmediatamente le abre y recibe a Jorge con una sonrisa y un fuerte apretón de mano, Antonio le pregunta a su cuate ¿qué andas haciendo por aquí? Tenías como dos años que no venías a visitarme, contesta Jorge sí hombre, discúlpame que haya venido así sin avisar, espero que tengas tiempo para atenderme, pero es que estaba un poco desesperado con mi situación y pensé en ti para que me escuches y me des un consejo como amigo. Antonio lo pasa a la sala para sentirse más cómodos.

Platícame pues, le dice Antonio, bueno lo que quiero contarte es cómo me ha afectado esto de haberme ganado el Melate, al principio todo era muy padre, tenía mucha euforia por comprarme cosas o por viajar a distintos lugares, pero me he dado cuenta cada vez más que se trata de una arma de dos filos, he perdido muchas amistades y cada vez me siento más vacío y solo, si le platico a las personas que ando deprimido, no entienden cómo puedo estar deprimido si tengo tanto dinero, lo consideran ilógico, pero es la verdad. Cuando te haces millonario con tu trabajo, poco a poco lo vas asimilando y vas planeando tu futuro, paso a paso, tú mismo te vas capacitando para ir resolviendo problemas de mayor magnitud, en cambio cuando de la noche a la mañana te ganas millones, no estás preparado ni mental ni físicamente para afrontar problemas mayúsculos.

Antonio lo interrumpe, para preguntarle, ¿pero todavía tienes muchos millones? Sí, ese no es el problema, lo que me está pasando es que diario me hablan conocidos para ofrecerme invertir en negocios y yo la verdad, no tengo mucha experiencia en esa cuestión, yo solamente tenía mi taller de muebles que era muy pequeño, cotizaba la composturas, compraba los materiales necesarios, se los entregaba a los carpinteros que eran mis empleados y le cobraba al cliente, tenía pocos problemas en el sentido fiscal y legal. Ahora quieren que invierta en la bolsa de valores, pues ¿yo que sé de eso?, no tengo ni idea en que debo fijarme ni cómo puedo ganar o como puedo perder. Ahora que tengo dinero me ofrecen hacer fraccionamientos con fidecomisos, pero tampoco entiendo el mecanismo de cómo se manejan esos negocios, tengo mis dudas por la cuestión fiscal no vaya a salir al final como las gallinas, poniendo.

¿Te acuerdas como era yo, que me podía echar mis siestas en la tarde y los sábados pasarme toda la tarde viendo la televisión con mi esposa y mis hijas, disfrutando con ellas?, ahora no hay sábado que no tenga compromiso de negocios, tengo muchas invitaciones, pero allí es donde tengo mis dudas de las nuevas amistades, se me hacen falsas, se ríen de mis peores chistes y los cuento a propósito, me está dando paranoia, creo que todos se acercan a mí con el propósito de aprovecharse, por eso también vine contigo porque te conozco de antes y sé que tus consejos serán desinteresados. Antonio lo escucha con atención y le confirma moviendo la cabeza.

Después de ganarme el premio, nos fuimos de viaje toda la familia, viajamos a lugares increíbles, disfrutamos mucho, pero a los tres meses, ya queríamos estar en casa, en nuestra cama y con la comida de siempre, andar de viaje es cansado a pesar que vas en autos lujosos o avión con asientos de primera clase, lo que es bájate y súbete de los aviones, empaca la ropa y muchas cosas que te hacen sentir con incertidumbre por el idioma o por las costumbres, no hay como la casa de cada quien.

Me compré una casa muy grande construida en un fraccionamiento muy lujoso y les hice una casita a un lado a mis papás, los papás de Norma, mi esposa también les ayudé a pagar su hipoteca, a mis hermanos les repartí una cantidad de dinero para que estuvieran sin problemas. Compré varios carros de todos los tipos, una cuatrimoto, unos caballos, compré todo lo que siempre soñé, pero a pesar que los iba teniendo, no tenía tiempo para darles la vuelta, no sé si me explico, usar cada cosa, cada vez pasa más tiempo en volver a usarlos, o ni lo vuelvo a usar, fue solamente un capricho.

Por otra parte, tengo mucho miedo que me vayan a secuestrarme a mi o alguien de mi familia, contrate a una agencia de vigilancia que me recomendaron para sentirme un poco más tranquilo, claro tengo mis dudas siempre de que si estas gentes que están dentro de mi casa son personas buenas y confiables. Mis hijas están en una edad muy difícil, se pueden enamorar de cualquier muchacho bien parecido con mucha labia, ellas están muy poco maleadas, ese es mi miedo.

Esos son los problemas que tengo, que me hacen sentir muy vacío, todo lo veo con malos ojos, por eso te pido que me des un consejo para estar mejor, Antonio se acomoda en el sillón y empieza diciéndole: pues tus problemas sí son fuertes, si sigues con ese estrés te puedes hasta enfermar, lo que yo te aconsejo es que te vayas a vivir a otro lugar más seguro que aquí, en donde no seas conocido, para evitar las llamadas diarias para que inviertas en negocios, que es lo que más te angustia decir que “no, gracias”, trata de no aparentar el dinero que tienes, vende todo lo que tienes que no uses, para nada lo mantienes, usa como pretexto que estas vendiendo tus cosas, cuando tengas ganas de algo réntalo y lo regresas, te sale más barato, quieres un rancho réntalo, al momento que ya te haya aburrido lo regresas, junto con los caballos, los carros deportivos réntalos, los departamentos en la playa, para que siempre vayas a lugares distintos sin el estrés de estarlo manteniendo, dile a los demás que ya se te acabó el dinero, para que veas quienes son tus amigos y quienes no lo eran. Pídeles algo tu ahora a ellos, a ver cómo reaccionan, capaz eran puro bluff, a los guardaespaldas que tienes también, diles que ya no tienes dinero para pagarles, trata de ser más modesto en todos los sentidos, yo sé que es difícil ocultar el dinero, pero trata. Otra cosa que es muy importante para que te distraigas, crea una asociación para ayudar a personas con carencias, eso te harán sentirte bien, al estar ayudando a los demás anónimamente. Habla con tu familia y hagan un plan, todos deben de estar de acuerdo. Se que va hacer difícil de llevar a cabo mis consejos tómalos o déjalos, son desinteresados y basados a lo que he visto de cómo viven las personas que se convierten en millonarios sin volverse locos, drogadictos o alcohólicos. Muchas gracias por tus consejos le dice Jorge, pronto regreso para contarte cómo voy, adiós amigo sabía que me ayudarías.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.