Si algún día te amé.

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
168 visitas

Recomendación:
Ficción romántica (top ventas) - Los libros más vendidos del momento de ficción romántica.

 Me duele. Me duele demasiado. Es tópico. Aun así, lo preguntaré. ¿Por qué a mí? Yo las quise. Las quise y las quiero como jamás las podrían querer nadie. ¿Alguna vez te ha amado un poeta? No es que lo sea. Pero sí un ser sensible. Si alguna me dio la oportunidad, prometo que la cuidé como a una princesa, sin jamás haber sido una cadena. No me faltó un detalle. Aguanté con buena cara tus más y tus menos. Tus malos humores. Lo di todo por hacerte feliz. Aunque fue en vano. No me buscabas a mí. Te prometo que cargué con tus males sin pedir más a cambio que estar a tu lado. Solo eso. Aun así, me abandonaste. Todas lo hicisteis. Os he tenido que ver felices con otros/as. A todas las que una vez pude amar. Y aun así tenéis todo mi apoyo. Que os den ellos/as lo que yo no os pude dar. Aquello que sea. Jamás me echasteis en cara nada, sea lo que sea que hice tan mal. Ojalá lo supera. Pero al menos se que amar, es más que egoísmo. Por encima de como me pueda sentir, os quiero. Querer no es poseer. Os quiero. Y si vuestra felicidad no estuvo conmigo. Os deseo lo mejor. Pues, por mucho que pueda dolerme la ausencia de a quienes más he querido. Por encima de mí, estará siempre vuestra felicidad. Eso es amar. Ni siquiera el alcohol borrará de mi mente aquellos momentos de felicidad. Mi angustia lo hará. Se que están ahí. Lo puedo notar. Pero están bloqueados. Sería demasiado de recordar. Creo que nunca había llorado tanto escribiendo un relato. Pero lo acepto. Por el motivo que sea, hoy toca llorar. Así es la vida. Dicen que es mejor haber amado y perdido que jamás amar. Pero lo dudo. Ojalá fuera un monstruo sin consciencia ni dolor. Pero no lo soy. Todo está en la química. Niveles de diferentes historias que se pueden medir, pero no controlar. Que se le va a hacer. Sed toldas felices. No os puedo desear más. Y por mí no os preocupéis. Un escritor siempre necesita vivir para escribir algo más. Si no, tal vez, si fuera feliz, no tendría nada que escribir nunca jamás. Y eso si que me pondría triste de verdad. Hay una frase que me repito. Tanto a mí, como a los demás. Si no os importa, en andaluz: palante, que hay faena. Levanta la cabeza y sigue. Aunque creas que no puedes. Eso pienso hoy, por lo que no lo digo desde afuera. Hoy padezco el dolor, y aun así lo pienso. Aunque quedasen atrás aquellos días donde te correspondió, o no, el amor. Palante que hay faena.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.