El navío fantasma - parte 2

Por
Enviado el , clasificado en Terror / miedo
45 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

LA AVENIDA TERMINABA EN UNA CARRETERA QUE BORDEABA LA SELVA Y TERMINABA EN LA PLAYA, DIEZ KILÓMETROS MÁS ADELANTE. EL CAZADOR SIGUIÓ POR ELLA EN DIRECCIÓN A LA PLAYA HASTA QUE ENCONTRÓ UN SENDERO POR DONDE SE INTERNÓ EN LA MATA, QUE INTUYÓ DARÍA A LA PLAYA. COMO A MEDIA HORA DE CAMINATA, A UNOS METROS SUYO, VIO PASAR UNA MARIPOSA DE UNA ESPECIE QUE LE PARECIÓ RARA. CORRIÓ DETRÁS, INTERNÁNDOSE EN LA ESPESURA VERDE SIN TIEMPO DE ABRIRSE CAMINO CON EL MACHETE, SI LO HACÍA PERDÍA SU PRESA. LA MARIPOSA POSÓ ENCIMA DE UNA FLOR, PERO EN SEGUIDA LA PROXIMIDAD DEL CAZADOR LA ESPANTÓ. LA VIO REMONTAR VUELO POR ENCIMA DE LO QUE LE PARECIÓ SER UNA GRAN ROCA DEBAJO DEL ENMARAÑADO SELVÁTICO, PERO AL LLEGAR CERCA CREYÓ VER ALGO EXTRAÑO EN LA ROCA, COMO SI FUERA OTRA COSA. ENTONCES SE DETUVO Y A MACHETAZOS EMPEZÓ A CORTAR LA MATA. LO QUE EL ENMARAÑADO OCULTABA RESULTÓ SER UN NAVÍO.

   AL PRINCIPIO, POR EL LUGAR DONDE SE ENCONTRABA, PENSÓ TRATARSE DE UN GALEÓN PORTUGUÉS, PERO NO CONSIGUIÓ PRECISAR; SOLO CUANDO EL MACHETE TOCÓ EL CASCO Y SACÓ CHISPAS SE DIO CUENTA QUE SE TRATABA DE UNA EMBARCACIÓN MÁS MODERNA. EL CAZADOR TREPÓ POR UNO DE LOS ÁRBOLES ADHERIDOS AL CASCO PARA ALCANZAR LA CUBIERTA; CUANDO LLEGÓ A LA CIMA VIO QUE ESTABA ALGO INCLINADA Y NO BIEN ALCANZÓ LA CABINA EL PISO CEDIÓ Y ÉL SE PRECIPITÓ AL INTERIOR. ALCANZÓ A VER UN PIANO DESTARTALADO Y UNA AMPLIA ESCALERA, ANTES DE DESVANECER.

AL RECOBRAR EL CONOCIMIENTO SINTIÓ COMO QUE FLOTABA Y QUE EL AIRE OLÍA A HOSPITAL. A  LO LEJOS OÍA GRITOS Y VOCES, TINTINEAR DE VIDRIOS Y UN SUSURRO APAGADO PERO CONSTANTE DESDE ALGÚN LUGAR IMPRECISO. 
   "CAPITÁN, CREO QUE ESTÁ RECOBRANDO LA CONCIENCIA", DIJO UNA VOZ DE MUJER. 
   "AHORA NO PODEMOS OCUPARNOS DE ÉL", RESPONDIÓ UNA VOZ DE HOMBRE, UN POCO MÁS ALEJADA. DE PRONTO SE SINTIÓ CAER A UN LADO Y EN SEGUIDA SER ARRASTRADO Y GOLPEAR CONTRA ALGO DURO. CUANDO POR FIN PUDO ABRIR LOS OJOS TODO DABA VUELTAS; FRASCOS CON LÍQUIDOS TRANSPARENTES, POTES ETIQUETADOS, INSTRUMENTOS HOSPITALARIOS, SILLAS, BANQUETAS, UNA CAMILLA. TODO IBA Y VENÍA RODANDO O SIENDO ARRASTRADO DE UN LADO A OTRO JUNTO CON ÉL POR EL PISO INESTABLE. GRITOS DESDE ALGÚN LUGAR LLEGABAN  MEZCLADOS CON EL CONSTANTE SUSURRO QUE OYERA CUANDO DESPERTÓ. DE PRONTO EL PISO SE INCLINÓ CON MAYOR BRUSQUEDAD Y SINTIÓ ALGO PESADO GOLPEARLO CON FUERZA Y COMPRIMIRLO CONTRA UNA PARED. EN SEGUIDA EL PISO VOLVIÓ A INCLINARSE HACIA EL LADO OPUESTO, Y AHORA ÉL ERA EMPUJADO CONTRA AQUEL PESO. CON EL TRANCAZO CONTRA LA OTRA PARED PUDO DARSE VUELTA, ENTONCES DESCUBRIÓ QUE ESTABA JUNTO AL CUERPO DE UNA MUJER CON LA CABEZA PARTIDA. ELLA VESTÍA UN GUARDAPOLVO BLANCO Y SOBRE EL BOLSILLO, JUNTO A LA SOLAPA, HABÍA UNA CRUZ ROJA BORDADA. 
   "UN TERREMOTO", PENSÓ, ANTES DE VOLVER A SER ARRASTRADOS, ÉL, LA MUERTA Y TODO LO QUE HABÍA EN EL PISO CONTRA LA PARED OPUESTA. 
   "VAMOS A ZOZOBRAR, CAPITÁN", OYÓ DESDE ALGUNA PARTE, LUEGO UN ESTALLIDO ABRIÓ UNA PUERTA METÁLICA DE PAR EN PAR Y UN TORBELLINO DE AGUA LO CUBRIÓ EN UN INSTANTE, ALGO LO GOLPEÓ EN LA CABEZA Y DESPUÉS TODO SE APAGÓ.

CANTOS DE PAPAGAYOS Y GRITOS DE MONOS LEJANOS LO DESPERTARON, ESTABA EMPAPADO Y A SU LADO YACÍA LA MUJER DE BLANCO. NADA SE MOVÍA. EL PISO ESTABA INCLINADO, LO QUE, ADEMÁS DEL CUERPO TODO DOLORIDO, LE DIFICULTÓ PONERSE DE PIE Y APOYARSE EN LA PARED PARA LLEGAR A LA PUERTA. CUANDO, POR FIN, CONSIGUIÓ SALIR A UN PASILLO MAL ILUMINADO, VIO QUE HABÍA MÁS CUERPOS SIN VIDA,  QUE  POR CAUSA DEL DECLIVE OBLICUO DEL PISO ESTABAN AMONTONADOS CONTRA UNA DE LAS PAREDES. LOS CANTOS DE PAPAGAYOS Y LOS GRITOS DE LOS MONOS Y, AHORA TAMBIÉN, LOS CANTOS DE PÁJAROS SE HICIERON MÁS CLAROS. PISANDO SOBRE LOS CADÁVERES PUDO LLEGAR A UN OTRO PASILLO; AL FINAL HABÍA UNA ABERTURA MAYOR QUE EL DE UNA PUERTA COMÚN FLANQUEADA POR MÁS CUERPOS. MÁS ALLÁ DE LOS CADÁVERES, UNA ESCALERA CONDUCÍA A UN GRAN SALÓN DE ASPECTO FANTASMAL TENUEMENTE ILUMINADO DESDE UN COSTADO. ALLÍ TAMBIÉN HABÍA MÁS CADÁVERES DESPARRAMADOS POR EL PISO ENCHARCADO, JUNTO A DESTROZOS DE TODO TIPO. DE PRONTO, EN UN RINCÓN VIO UN PIANO DESTARTALADO, EN ESE INSTANTE CAYÓ EN SÍ, RECORDANDO DÓNDE ESTABA Y CÓMO HABÍA LLEGADO. SE SENTÓ EN EL ESCALÓN DONDE ESTABA PARADO Y SE AGARRÓ A LA BARANDILLA DE LA ESCALERA PARA NO CAER; SE SENTÍA MAREADO Y CONFUNDIDO. 
   "¿CÓMO PUEDE SER POSIBLE?, ¿CÓMO PUEDE SER POSIBLE?", SE PREGUNTÓ UNA Y OTRA VEZ, NO COMPRENDIENDO ESA LOCURA QUE LO EXCEDÍA. CON CUIDADO BAJÓ AL SALÓN Y SIGUIÓ LA LUMINOSIDAD. UN GRAN BOQUETE EN EL CASCO LE MOSTRÓ LA SELVA DEL OTRO LADO. AGARRADO A UN GAJO DE UN ÁRBOL JUNTO AL CASCO, ABANDONÓ EL NAVÍO Y SE ALEJÓ SIN RUMBO.

   CASI ANOCHECÍA CUANDO LLEGÓ, POR PURA CASUALIDAD, A LA CARRETERA. EL RESPLANDOR DEL POBLADO, A LO LEJOS, LE INDICÓ EL CAMINO DE VUELTA.

   EL RECEPCIONISTA, AL VERLO ENTRAR CON EL ASPECTO LASTIMABLE QUE TRAÍA, DEJÓ CAER EL LIBRO QUE SOSTENÍA EN LAS MANOS Y SE QUEDÓ CON LA BOCA ABIERTA, SIN SABER QUÉ PENSAR; TANTO CUANTO EL CAZADOR, QUE AL SER INTERPELADO NO SABRÍA QUÉ DECIR Y MUCHO MENOS POR DÓNDE COMENZAR. 

                                                                       FIN.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed