La confirmación - parte 2

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
47 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

No señor, se dijo, envalentonado. 

   A las once y media fue a la sala para apagar el televisor. 

   "... y el presidente de la nación confirmó su visita a los Estados Unidos...", decía un periodista.

   ¡Por favor! ¿Hasta cuándo?, reclamó Juan y se dejó caer en el sofá, desconsolado. Se preguntaba qué podría ser lo que le ocurrirí­a esa noche, aunque en lo más recóndito de su mente pensaba en la muerte, ¿influencia de las películas de terror?, puede ser, pensó. De repente sintió olor a humo de cigarrillo, pero nadie fumaba en su casa, ¿sería que a su hija se le había dado por fumar a escondidas o quizás fuera un ladrón merodeando por el patio? Pero cuando se disponí­a a inspeccionar la casa, se percató que no estaba solo en la sala. Giró su cabeza rápidamente y detrás suyo, en uno de los banquillos del bar, cómodamente sentada, estaba La Muerte. Fumaba un cigarrillo y se había tomado el atrevimiento de servirse un whisky. Parecí­a estar escribiendo algo en una planilla. Juan, boquiabierto y presa del miedo, no atinó a decir nada ni a moverse del lugar, entonces ella, sin apartar la vista de la planilla, con naturalidad le dijo: 

   ¿Seguro que estás pensando que llegó tu hora, o me equivoco? Juan, medio atragantado, consiguió decir que sí. 

   Bien, tengo una buena noticia, aunque no deberí­a ser buena sino mala porque tu vida es una mierda y lo mejor que te puede pasar es morir, pero bueno, la buena noticia es que no, no te llegó la hora, aún, le dijo La muerte. 

   Juan exhaló un suspiro de alivio, y, medio repuesto del susto, le preguntó a la oscura entidad: 

   Entonces, ¿qué ha venido a hacer aquí? La Muerte tomó un sorbo, apagó el cigarrillo en el resto de whisky que quedaba en el vaso, guardó la planilla debajo de su túnica y, mirando al pálido Juan con una sonrisa desdentada, respondió: 

   Trabajo de rutina, solamente vine a confirmar tu dirección, y en seguida se esfumó en el aire. 

                                                            Fin. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed