El motel

Por
Enviado el , clasificado en Humor
61 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones
Hacía tres horas que el viejo verde estaba recostado contra el muro del motel, cerca de la entrada y a pocos metros de la parada de colectivo, que era su coto de caza preferido.      Qué mierda, rezongó por enésima vez, tres horas en este calor de los infiernos y solo aparecen viejas chotas y bolivianas oliendo a pimentón. Estaba en ese rezongar infinito cuando de pronto el viejo verde vio una muchacha cruzar la ruta hacia la parada que, para su suerte, estaba vacía. "Ajá, al final todas las leyes del universo confabularon a mi favor", pensó. Se fue aproximando a pasos rápidos pero silenciosos y se detuvo a centímetros de la muchacha sin que ella se diera cuenta.    Buenas tardes, señorita, dijo, con voz resbaladiza. En ese momento recordó que no se había puesto bastante Corega en la dentadura postiza, por eso inmediatamente el cínico se acordó de Dios y le pidió que no le fuera a jugar una mala pasada. La muchacha, sospechando de inmediato de las oscuras intenciones del Don Juan de quinta categoría recauchutado, respondió como para darle un parate desde el vamos:     Buenas tardes, abuelo. El viejo verde sintió la resistencia en las palabras de la muchacha en el acto. "Bueno, bueno, mocosa insolente, parece que nadie te ha enseñado a respetar a los mayores", masculló para sus adentros, pero perseveró en su asqueroso ataque.     Ejem, pero ¿qué calor que hace, no?     No me parece, pero a su edad me imagino que debe ser terrible. Digo, por la presión, ¿no?. El viejo verde achicó los ojos y tragó en seco y pensó: "Eso que ni me viste en acción, nena. bueno, a ver si zafas de esta", y atacó nuevamente.      ¡Qué le vamos a hacer!, pero nada como una cama y aire acondicionado para reponerse, le largó. La muchacha hizo una mueca de desagrado; el colectivo estaba demorando, con lo que tenía que seguir aguantando a un viejito calentón que no se había dado cuenta que su tiempo de correr atrás de jovencitas ya era cosa de un pasado remoto.    Tiene razón, abuelo. Y yo que me la paso todo el día de pie, ni me lo diga. Pero como soy joven y saludable me la aguanto sin rezongar, no como ustedes los de la tercera edad, le devolvió ella. "Al alpiste caiste, torcacita perdida en la ciudad, por más que te la des de viva", pensó el viejo verde, aún contando con la victoria.    ¿Y que te parece si entramos ahí y nos acostamos unas horitas, ¿he? No te preocupes que yo pago. El viejo verde señaló con un pulgar el motel, detrás del muro. La muchacha se arrepintió de no haber sido más dura y directa con el viejo insolente y degenerado, que sin tacto para convencerla a acostarse con él, recurría a frases pifias. Pero aún estaba a tiempo de ponerlo en su debido lugar.    ¡Ay, no abuelito! No se lo recomiendo. Yo voy todos los fines de semana con mi novio, joven, atlético y vigoroso, y le puedo asegurar que las camas son de terror. La columna vertebral le va a quedar más torcida de lo que ya está. Pero si un día antes de morir, y por lo que veo le recomendaría que se apure, encuentra un huequito donde meter el maní quemado que tiene cara de tener, espero que sea muy amiguito de Dios, porque, créamelo, el día del juí­cio final, cuando muera aplastado como un sapo, lo va a necesitar y mucho, viejo anacrónico de mierda. El gong salvador del viejo baboso fue el colectivo que llegó justo en ese momento, por lo que no tuvo mucha vergüenza que pasar delante de la muchacha. Pero apenas se repuso de la afronta, puteando a la inocente muchacha que no hizo más que ponerlo en su lugar, se marchó con la cabeza gacha y el orgullo por el piso. Pero no bien dobló la esquina vio otra muchacha que venía hacia la parada, en seguida se olvidó de la bofetada de realidad que acababa de recibir y se dijo:     "No está muerto quién pelea".                                                                          Fin. 

¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed