El hueco

Por
Enviado el , clasificado en Humor
51 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.

El dolor del forúnculo lo tenía loco, la columna vertebral era una raíz entumecida que le destrozaba la carne al menor movimiento. Estaba sentado en un banco de la parada, esperando el colectivo. Medio anestesiado de tantas tabletas de analgésicos que venía ingiriendo, se sentía como aéreo, como si flotara, pero todavía sentía dolor. De pronto, del colectivo que acababa de parar bajó un amigo. 

   Pedrito, lo llamó. 

   ¿Qué tal va eso?, le preguntó Pedrito, con un movimiento de cabeza dirigido a su malestar. 

   Vení y haceme un favor, mirame el hueco, le dijo, dándose vuelta y subiendo la remera. 

   Que no es bueno reírse de los pesares ajenos todo el mundo lo sabe, pero con aquella frase y aquella actitud..., francamente, nadie en la parada puro reprimir la risa. 

                                                            Fin. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed