Nube pasajera

Por
Enviado el , clasificado en Humor
36 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Jugábamos a la pelota en el potrero cuando una nube negrísima nos tapó el sol; alguien dijo que iba a llover, pero Carlitos afirmó que era una nube pasajera. Pero se equivocó de aquí a La Quiaca, porque llovió tres meses seguidos y medio pueblo quedó bajo el agua y la anécdota se instaló en nuestras mentes. Pasó el tiempo y un sábado estábamos otra vez jugando a la pelota en el mismo potrero cuando una nube se formó en el horizonte y avanzaba hacia el pueblo. La pelota picó en el área y quedó atrapada en las manos del arquero, éste miró a ver a quién se la pasaría hasta que reparó en Carlitos, que de espalda, miraba el cielo. Entonces el arquero se la pateó a él; la pelota se elevó, hizo la comba y le dio de lleno en la cabeza, justo a tiempo antes que abriera la boca y la cagara. Menos mal porque al otro día amaneció con un sol radiante e hizo un día espectacular. 

                                                          Fin. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed