El último adiós

Por
Enviado el , clasificado en Microrrelatos
82 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

El finado era muy apreciado y ningún amigo dejó de ir al velorio. Uno a uno entraban, le daban sus condolencias a la viuda y se dirigían al cajón para despedirse del que fuera amigo tan querido. Allá a las tantas apareció Jeremías, el mudo, que como no podía hablar y la viuda no entendía el lenguaje de señas, había escrito en una hoja su sentido pésame. Jeremías le entregó la hoja y siguió hasta el cajón. Ella agradeció con un gesto de cabeza y leyó esto: NO TENGO PALABRAS PARA DECIR LO QUE SIENTO. La viuda supo entender. 

                                                               Fin.  


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed