Sueños blancos, vacíos

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
95 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Las violentas voces que protestan contra el gobierno lo despiertan. Asoma la cabeza que escondía debajo del cartón y después, haciendo un esfuerzo, se recuesta contra la pared. Hace frío, se arropa con los trapos que dejó caer a un lado al erguirse y busca en una bolsas mugrientas una petaca de licor. La encuentra, toma un trago y se queda "a la pesca", esperando una cara que le parezca amigable entre los que pasan para pedirle un cigarrillo. El cigarrillo le hes concedido, bebe otro trago y mira la procesión que pasa delante suyo haciendo que no lo ve. Pero él sabe que todos saben que él sabe que ellos fingen no saber que él está ahí, y por dentro se dice que todo ese circo es una reverenda mierda. Cuántas veces ha visto lo mismo; cuántas veces más volverá a ser despertado de esa manera, se dice. Pide otro cigarro, después de cinco o seis negaciones de cabeza vuelve a acostarse y taparse la cara con el cartón. Nunca nada cambia ni para él ni para nadie, pero parece que solo él lo sabe. Debajo del cartón se hunde en un sueño blanco, vacío. Más allá, el sueño ajeno pretende no ser igual al suyo.

                                                              Fin.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed