Sor Virginia

Por
Enviado el , clasificado en Humor
113 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Sor Virginia, asomada en la ventana del segundo piso del convento carmelita, apreciaba los pajarillos que revoloteaban haciendo alboroto cuando un hombre se detuvo bajo la sombra de uno de los árboles, del otro lado de la calle, y empezó a desvestirse. Ella, horrorizada, se cubrió los ojos inmediatamente y por entre los dedos vio al hombre sacarse la corbata, el saco, la camisa, los zapatos, los pantalones y las medias, y quedarse apoyado contra el árbol, apenas en calzoncillos. Se lo veía visiblemente abatido por el calor, que, efectivamente, hacía aquella tarde. Sor Virginia tomó coraje y silbó bien alto para llamar la atención del degenerado. El hombre levantó la vista y en ese momento ella le avisó: 

   Mire que dijeron en la radio que todavía va a hacer más calor. Después volvió a fingir que se cubría totalmente los ojos.  

                                                            Fin.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed