Carmen de Areco

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
92 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.

Cruzó la calle, caminó unos pasos y se detuvo en el kiosko. Si supiera que vengo a buscar, se dijo, o lo que era peor, ¿se dirigía al kiosko o iba hacia otro lugar?, no lo supo precisar. Miró al interior, el kioskero le dijo que ya lo atendía, señalándole el pancho que preparaba. ¿Una Coca-Cola?, se preguntó, mirando una lata a través del vidrio de la heladera. No, ya no tenía el sabor de cuando era chico, había cambiado la fórmula, pero nadie parecía advertirlo. ¿Un pancho?, tampoco, desde que probó los que se hacen en Brasil, donde vivió durante 34 años, y en Venezuela, donde vivió 7, los panchos argentinos le parecían menos que nada. Tenía 58 años y desde que era chico hasta ahora solo se habían tomado la molestia de tirarles un puñado de papas "palito" encima. ¿Cigarrillos?, menos, no se consideraba un suicida moderno, cumpliendo el rito funerario diario de comprar muerte como si fuera a la panadería a comprar el pan sagrado de cada día. ¿Chicles, caramelos?, no; al final, ¿de qué estaban hechos? o mejor, ¿a qué mandato obedece su fabricación, si solamente pudren los dientes? El kioskero llegó a atenderlo justo cuando se preguntaba por qué el hombre se obstina en transitar por caminos autodestructivos si los alternativos, los buenos caminos, abundan a su alrededor. 

   ¿Qué se le ofrece, señor?, preguntó. Pero él todavía no lo sabía. 

   Pasé para desearle un buen día, dijo, con un gesto amigable acompañado de una sonrisa. El kioskero movió la cabeza varias veces y le volvió la espalda sin decirle gracias por lo menos. Mientras volvía a su casa recordó su niñez y adolescencia en Carmen de Areco. En aquellos tiempos la gente no era como aquel kioskero. 

                                                             Fin. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed