LA CICATRIZ

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
200 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Aquella cicatriz no tuvo herida.

Realmente no la tuvo. 

Era la marca de una ausencia presente cada día en la soledad sentida. 

La cicatriz formaba una aspereza que como la marca de una serpiente en el polvo de su camino, estirándose y plegándose, en las constracciones dolorosas, pasaba por toda la faz de la vida. 

Pero la cicatriz sólo estaba en la memoria. En el presente era una costra de barro, hecha con el miedo, la autocompasión, la distancia ensimismada.

Esperé en el deseo apaciguado por el hoy, el agua de un amor de otro que hiciera del barro curación de mi cicatriz. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed