Erotisto fetiche tras un día de trabajo

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
2359 visitas

Marcar como relato favorito

      Patricia dejó caer el lápiz encima de la mesa, se pasó la mano por el cabello y sonrió algo nerviosa. Por fin había acabado la jornada. Le molestaban los pies enfundados en esos bonitos pero incómodos zapatos de tacón. Tenía ganas de llegar a casa, quitarse la ropa y los malditos... bueno, los malditos zapatos no tan rápido. A su novio Jorge le gustaba como realzaban su figura. De hecho, no era la primera vez que caminaba de un lado a otro en su habitación, hurgando aquí y allá en ropa interior, con los zapatos puestos; mientras él, sentado en la cama, se excitaba mirándola.

    De camino a casa, una tormenta de verano le sorprendió mojando cara, camisa y cabello.

- Ya estoy en casa. - dijo nada más entrar.

- Te ha pillado el chaparrón. - comentó Jorge.

- Eres un pervertido. - respondió Patricia con fingida indignación.

- ¿Yo? -

- Sí, tú... que solo tienes ojos para mis senos...

- Ah, es verdad, se transparenta un poco. Ven aquí que te bese...

     La chica se acercó e intercambió un beso rápido. Su compañero la agarró de la cintura y le besó en la oreja haciéndole cosquillas...

      Patricia tenía ganas de orinar pero no quería dejar lo que estaba haciendo y apretó su esfínter... la sensación de aguantar la orina era un poco incómoda, pero de alguna manera contrastaba de forma especial con el placer de los besos. 

         Los dedos de Jorge, juguetones, comenzaron a acariciarle, primero el hocico y luego los labios. Patricia sacó la lengua y los lamió, luego abrió la boca dejándoles entrar y explorar, chupándolos y cubriéndolos de saliva. A continuación vino el beso con lengua. Su vejiga dio un nuevo aviso, pero todavía podía aguantar un poco más.

- Sabes, eres una niña mala... y te mereces unos azotes. 

Patricia contrajo las nalgas.

- ¿Me bajo los pantalones para la sesión?

- No... pero quiero que vengas a gatas hacia mí. - dijo Jorge mientras se ponía en pie.

- Eso es, pasa bajó mis piernas.

      La mujer obedeció y Jorge se puso en cuclillas atrapando a su pareja a la altura del tronco. El trasero se ofrecía a las nalgadas de manera sensual y las palmadas en las nalgas no tardaron en llegar. Con cada azote el miembro viril crecía y palpitaba, mientras Patricia gemía notando el calor en el culo, la presión en la vejiga y el placer recorriendo su cuerpo.

     Después de una docena de nalgadas anunció su intención de ir a orinar.

- Te acompaño. - dijo Jorge.

   Patricia estuvo a punto de rehusar, pero finalmente no lo hizo... se sentía con confianza y esa pizca de vergüenza que ya notaba en su estómago la excitaba sobremanera. 

     En el baño se desabrochó los pantalones y los bajó con medida lentitud, luego hizo lo propio con las bragas dejando su culo al aire. Jorge se llevó la mano a su entrepierna acariciando la zona mientras disfrutaba de las vistas.

     Ya con las posaderas asentadas en la taza, Patricia se tiró un pedo y acto seguido dejó escapar el pis que, furioso, impactó en las paredes de la taza con fuerza.

     Al acabar, se secó con papel higiénico y se lavó en el bidé exponiendo sus partes íntimas sin pudor alguno.

- No te subas los pantalones. - dijo Jorge bajándose los suyos y liberando su pene.

Patricia se fijó en el atributo masculino y contrajo las nalgas.

- Date la vuelta.

Ella obedeció apoyando las manos contra la pared de azulejos del baño.

- Relájate... te la voy a meter por el... iré despacio.

     Patricia contrajo su ano ante el anuncio, pero inmediatamente lo relajó dejando escapar un nuevo pedete.

- Lo siento... - dijo poniéndose roja.

- No... me excita... me. - respondió el hombre.

       Al principio la sensación era extraña y no muy placentera pero pronto, en cuanto las terminaciones nerviosas entraron en juego, todo cambió y la tensión dejó paso al goce carnal disfrutado por ambas partes.

Fin


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed