La Fuerza del Agua Capitulo 8 Mirko (Helsinki)

Por
Enviado el , clasificado en Fanfiction
28 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Mirko no paró de trabajar desde que subieron al Jet en el aeropuerto de Manises, hablando por teléfono en varios idiomas, aporreando el teclado de su portátil, dando indicaciones continuamente a las personas que iban con el. Marina lo observaba en silencio desde su asiento sin molestarlo, le costaba creer que fuera ese mercenario el bebé que un día le llevó Oleg en brazos para decirle que iba a vivir con ellos durante una larga temporada. Ella no le pidió más información, sabía que su marido se la daría cuando creyera oportuno y así fue. Con el tiempo supo que el pequeño era el hijo de un hombre al que Oleg le debía la vida y que había jurado velar por su seguridad y darle el mejor futuro posible, así Mirko pasó a ser parte de la familia Petrov y ser prácticamente un hermano para Aleshka.

 

Aleshka.

 

Marina pensaba mucho en su hija desde que supo de Zoya, ¿Cómo fue su final? ¿Estaría viva también acaso?

 

-¿Nyanya?

 

Marina vio delante de su cara el rostro de Mirko, la miraba con preocupación.

 

-¿Nyanya?

 

-¿Qué ocurre? Pregunto Marina volviendo de su ensoñación.

 

-Estamos llegando a Oslo, prepárate para aterrizar, ya está todo preparado, un coche nos recogerá en la terminal y he concertado una cita con Kvasir el hacker que nos ayudará.

 

Ya sentada en un todoterreno camino al centro de Oslo Marina viajaba a solas con Mirko en el asiento de atrás, el chofer era un hombre del equipo de Mirko de su total confianza, Marina fijó su mirada en el que para ella era su hijo desde el día en que lo conoció, sin darse cuenta se le estaban llenando los ojos de lágrimas, Mirko, distraídamente, levantó la mirada de una serie de documentos que esta revisando y la vio.

 

-¿¡Qué ocurre!? ¿Va todo bien Nyanja?

 

Un nudo atenazaba la garganta de Marina que casi le impedía hablar, finalmente sus palabras salieron en tropel por su boca en forma de reproche, le gritaba sin darse cuenta.

 

-Te quiero como a un hijo Mirko, te quiero y por eso te odié cuando te fuiste a luchar a esa guerra en tu país natal y te separaste de nosotras, por unas personas a las que apenas conocías.- sus palabras salieron atropelladas y casi sin pensar, eran reproches que jamás pensó que le llegaría a decir cara a cara a su hijo, pero dadas las circunstancias sabía que le debía una explicación.- sentí mucha rabia por la facilidad con la que te separaste de nosotras. No comprendí que ya eras un hombre que debía forjarse su propio futuro, acababa de morir Oleg y Aleshka y yo nos sentimos abandonadas.- Marina más serena se quedó mirando a Mirko esperando una respuesta y ante la falta de ella continuó. –Ahora veo en lo que te has convertido y veo que has nacido para esto. Me siento en parte orgullosa y a la vez me odio a mi misma por ser yo quien te pone en peligro.- después de pronunciar estas palabras a Marina se le volvieron a llenar los ojos de lágrimas mientras miraba fijamente a su hijo, que esta vez si reaccionó y la abrazó tranquilizándola mientras le susurraba al oído.

 

-Todo saldrá bien Nyanya. Te prometo que te traeré a la pequeña Zoya a tu lado.

 

Finalmente el vehiculo se detuvo delante de un rascacielos de la parte rica del centro de Oslo. Mirko intercambió unas palabras con el chofer en un idioma desconocido para Marina, luego se giró a ella y le dijo

 

-El Hacker me espera a mi solo, subiré y tu te quedas aquí con Lothar, he estado en contacto todo el viaje con él para pedirle lo que necesito así que sólo es comprobar que esta todo, pagarle y bajar.

 

 

Pasados unos minutos la puerta del SUV se abrió de repente y Mirko subió rápidamente a el con una clara expresión de enfado. El coche se puso en marcha en seguida mientras Mirko le indicaba a Lothar que volvían al aeropuerto, se recostó en su asiento masajeándose las sienes con preocupación y ese gesto hizo que por fin Marina se decidiera a preguntar

 

-¿Qué te ha dicho? ¿Qué sabemos?

 

Mirko miró a su nyanya sin atreverse a contestar, miró al chofer de nuevo y le dijo.

 

-Tenemos prisa Lothar…

 

Marina estaba cada vez más nerviosa

 

-Mirko por favor, te pido que me cuentes que pasa.

 

El mercenario por fin la miró con el ceño fruncido y la informó.

 

-Sabemos que el vuelo del jeque salió de Málaga con destino a Dubai y tres días después a Milán ahora tiene un plan de vuelo aprobado para viajar mañana a Marsella, por lo que Kvasir  me ha dicho se dirigen a la cita anual del Castillo de O.

 

Por como lo dijo, Marina pensó que eso debía significar algo grave pero no tenía ni idea de qué, aunque no le pasó desapercibido el cambio de expresión en la mirada de Lothar y que este aceleró todavía más la velocidad del vehiculo. Eso le dio ánimo para preguntar.

 

-Dime claramente a que nos enfrentamos Mirko

 

El mercenario tenía una expresión lúgubre en la mirada, miraba alternativamente sus manos y por la ventana del coche evitando la respuesta, finalmente reunió el valor para hablar.

 

-El Castillo de O es un lugar donde traficantes y millonarios de todo el mundo compran, venden y subastan mercancías exclusivas, incluidas personas, una vez al año.- guardó silencio unos segundos y continuó. –sospecho que es donde la llevaron cuando la sacaron de Tailandia con 16 años. Allí debió adquirirla la gente del jeque.

 

Hubo unos segundos de silencio en el coche mientras devoraba los kilómetros a toda velocidad, Marina miraba inquisitiva a Mirko que seguía pensativo.

 

-¿Hay algo más verdad? No te guardes nada Mirko

 

El la miró, esta vez si aguantó su mirada y ella vio miedo en ella. Estaban llegando ya al aeropuerto y por fin Mirko dijo

 

-Esta vez esta inscrita en La Subasta de Caronte.

 

Volvió a hablar dando por sentado que ella entendía esa terminología, lamentablemente esta vez si lo intuyó y un escalofrío recorrió su espalda.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed