La Fuerza del Agua Capitulo 21 Zoya

Por
Enviado el , clasificado en Fanfiction
91 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

-Es la segunda vez que te encuentro después de haber intentado suicidarte pequeña.

 

Zoya recobró poco a poco el conocimiento, tenía delante de ella a pocos centímetros de su cara a Valentino, detrás de él dos soldados que debían haberle ayudado a abrir la puerta y un poco más apartada a la secretaria del italiano que hablaba con el Cicerone que les había acompañado durante su estancia. Valentino se levanto y se reunió con ellos

 

-La chica está bien, podemos irnos- dijo dirigiéndose a su secretaria.

 

-No es tan sencillo sr Carlo- lo interrumpió su Cicerone –la salida ha de ser escalonada, han perdido su turno de salida y aunque ya solo quedan huéspedes de etiqueta azul tendrán que esperar a mañana, además no creo que quiera que le vean con su… trofeo.

 

Valentino lo miró con furia, recordaba que la primera vez que había estado en ese castillo lo habían tratado como a un don nadie pero esta vez les había dejado 12 millones de beneficio de su dinero y no iba a permitir que lo ningunearan, además quería presumir si podía de su… trofeo.

 

-De ninguna manera- dijo con sequedad –nos vamos ya.

 

El cicerone lo miró ofendido y se retiró a hablar por teléfono con sus superiores, pasados unos minutos regresó.

 

-Todo en orden, pueden irse ahora si lo desean pero no abandonen la zona azul.

 

Pasados unos minutos caminaban los tres por los lujosos pasillos camino del parking de las limusinas, la secretaria iba delante desprecintando los móviles que les acaban de devolver y  Valentino llevaba cogida con fuerza del antebrazo a Zoya, no pensaba volver a dejarla sola sin vigilancia. El italiano iba exultante y con ganas de hablar.

 

-Resulta muy irónico que la fortuna que me ha permitido comprarte la pudiera iniciar con el dinero que gané contigo- lo decía como si fuera algo que también tuviera que ser gracioso para ella- en realidad me lleve mi parte y la de Gerard, ese viejo avaricioso se negó a darme mi 15% cuando nos dieron el maletín en el hotel al salir de aquí y tuve que matarlo. 8 millones, de repente tenía 8 millones para mí solo y desaparecí, vi negocio enseguida en esto y tú fuiste la primera de much…

 

De repente el discurso de valentino se interrumpió por un altercado que había en el parking.

 

Por lo que pudo ver Zoya un gigante calvo al que no podía verle la cara había propinado un fuerte revés en el rostro a la preciosa mujer que lo acompañaba, esta logró esconderse debajo de la limusina donde se había subido la secretaria de valentino justo en el momento que los guardias de la organización sujetaban al hombre que la había golpeado, oyó como este le reprochaba en alemán a la mujer que habían perdido la subasta por su culpa. Zoya vio como lo reducían mientras ella subía a la limusina junto al italiano que lo miraba todo con una sonrisa bobalicona y se marcharon.

 

50 minutos después llegaron al lujoso yate de Valentino y ahí se enteró que partirían al sur de Italia a medianoche.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed