La Fuerza del Agua Capitulo 24 Mirko e Irinna

Por
Enviado el , clasificado en Fanfiction
69 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

(Capítulo 23)

       MIRKO E IRINNA

 

Mirko cerró con fuerza la puerta de la limusina y se encaminó a la entrada de su hotel. Aun no se había puesto en marcha el vehículo cuando le preguntó a su amiga.

 

-¿Ya me puedes explicar que ha pasado en el castillo?-

 

Ella sin detenerse le contestó.

 

-Cuando estabas hablando conmigo en tu enésima rabieta de hoy aparecieron detrás de ti el hombre del parche en el ojo con su secretaria y la chica. Había que pensar deprisa y lo hice- entonces se paró y bajándose las gafas de sol lo miró fijamente y añadió –para eso me has traído- continuó andando sin esperar respuesta y al pasar junto al kiosco del hotel le ordenó a Mirko –Compra un mapa de Marsella y vamos arriba, date prisa.

 

Mirko obedeció y se reunió con su amiga delante de los ascensores. Mientras subían la ucraniana por fin se explicó.

 

-Como te he dicho había que pensar con rapidez, mi primera idea fue esconder mi móvil en su limusina y localizarlo más tarde por satélite desde mi portátil arriba en la suite.

 

Mirko la miró con admiración y estaba a punto de abrazarla cuando ella le puso una mano en el pecho y continuó.

 

-De todos modos me dio miedo que fallara la cobertura o la conexión con el satélite como pasa muy a menudo así que configuré a toda prisa el móvil para que grabara videos de 60 minutos y cortara la grabación. Lo tengo programado para subir los videos y las fotos a mi nube automáticamente- aquí dejo de hablar respirando hondo- aproveché los segundos que me conseguiste y enganche el móvil grabando al parachoques de la limusina con una goma de mi pelo. De todo esto hace casi dos horas así que ahora debemos cruzar los dedos, encender mi portátil y ver si podemos localizar el móvil por satélite o si en mi nube esta el video que con ayuda del mapa que has comprado nos permita localizar a Zoya.

 

Esta vez Irinna no pudo impedir que el serbio la rodeara con sus brazos dándole un abrazo que la dejó sin respiración.

 

Ya en la habitación Irinna se fue directa a trabajar con su portátil. A los pocos minutos llegó Lothar que tras hablar con Mirko se puso en contacto con Kvasir en Oslo para que estuviera preparado para identificar al hombre del parche en cuanto supieran su ubicación, ya fuera su hotel, su vuelo privado, su yate privado… lo que fuera que consiguiera Irinna con la información que obtuviera.

 

-El equipo terrestre espera instrucciones en el aeropuerto y la lancha permanece a la entrada del puerto- le recordó Lothar a Mirko.

 

Mirko asintió sin decir nada. La tensión se podía palpar.

 

Irinna aporreaba el teclado en silencio

 

-El satélite no responde- lo dijo de una forma neutra, sin mostrar ninguna emoción. Mirko la observaba apretando los puños provocando que volviera a sangrar la herida que se había hecho al golpear la puerta del baño del castillo

 

-La buena noticia es que si se está cargando el video a mi nube, a ver si las imágenes nos siven…

 

Eran la 00:30 y aun no tenían nada. Mirko desesperado por estar ocupado no quería dejar ningún cabo suelto y ordenó a Lothar que mandara a alguien del equipo a recuperar el móvil de Irinna. Estaba dando la orden cuando Irinna gritó

 

-¡Tenemos imagen!- por fin sonreía la ucraniana -¡coge el mapa y un bolígrafo y ven a mi lado-

 

Mirko obedeció y corrió junto a su amiga, estuvieron 30 minutos haciendo anotaciones a toda prisa en el mapa trascribiendo el recorrido de la limusina al mapa y por fin gritó a Lothar.

 

-Ordena a la lancha que navegue al este a toda velocidad y acuda a Tolón, a Port Saint-Louis du Mourillon amarre 24.-2D.- Mirko no paró de dar órdenes mientras se preparaba para salir a toda prisa, habla con Oslo y que averigüe a quien pertenece el yate que está amarrado ahí, cuando sale y a donde va. Ordena al equipo de tierra que acuda a toda prisa a ese amarre, si llego yo antes que ellos no los esperaremos y perderán la mitad del trato.

 

Estaba a punto de salir a toda prisa en busca de su sobrina cuando se detuvo en la puerta y miró a Irinna.

 

-Gracias por todo- le dijo a su amiga –sin ti hubiera sido imposible.

 

-Vuelve con ella- dijo la mujer con una sonrisa.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed