Por esto SIGUES VIVO, IDIOTA

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
148 visitas

Marcar como relato favorito

La vida perpetuándose a toda costa

Según el psicólogo clínico Alan Soper, el suicidio es “la muerte auto-infligida de forma deliberada e intencional”. Por lo que, en su opinión, no existe el suicidio definido de esta manera en otros animales que no sean homo sapiens ni en otros seres vivos conocidos en nuestro planeta Tierra. Así que, tomándolo de esa forma, el suicidio es una conducta exclusiva de nosotros, la especie humana. La tesis de Alan Soper es que el suicidio emergió en la especie humana como un efecto secundario de dos características adaptativas: la capacidad de sentir dolor, que nos ofrece el motivo para el suicidio; y la inteligencia humana, que nos provee de los medios para llevar a cabo el suicidio.

Según este psicólogo clínico, el suicidio sería el coste evolucionista a pagar por nuestra sofisticada capacidad cognitiva biológica (en comparación con el resto de seres vivos de nuestro planeta) unida a nuestra otra capacidad de experimentar dolor (tanto físico como psicológico-emocional; el dolor, tanto físico como mental, es adaptativo funcionalmente y por tanto, experimentar dolor ha sido favorecido por la selección natural, siendo conocido que las personas que no experimentan dolor físico sufren accidentes, mutilaciones y una mayor mortalidad. El dolor moviliza para escapar de estímulos nocivos que pueden acarrear un daño para los tejidos). O lo que es lo mismo: Soper postula que el suicidio en la especie humana es el resultado colateral de la suma de su inteligencia y su capacidad para sentir dolor, y para que surja la motivación del suicidio, siempre tiene que existir dolor psicológico, sin dolor psicológico, no se podría dar el suicidio pero, éste por sí solo, es insuficiente para que se produzca debido a que la mayoría de las personas que sufren dolor psicológico no se suicidan porque también se necesita la inteligencia suficiente para que se pueda llegar a la conclusión de que se puede eliminar el dolor suicidándose; se tiene primero que llegar a tener la capacidad de poder entender la muerte ajena y la propia; y es por esa razón que el suicidio en niños menores de 5 años es inexistente y muy poco frecuente en niños menores de 10-12 años debido a que no es hasta los 8-9 años de edad cuando se empieza a entender la propia mortalidad. Todo esto quiere decir que hay que pasar un umbral cognitivo. Un suelo cognitivo para llegar al pensamiento de, “puedo parar el dolor si me mato a mí mismo”. Este umbral no estaría al alcance de animales y niños pequeños, por lo que nos llega a concluir que una inteligencia perfecta y totalmente lúcida sería el mayor enemigo para la autopreservación, es decir, nuestra inteligencia pudo haber supuesto un obstáculo para nuestra propia supervivencia porque su capacidad de darnos el conocimiento de la muerte nos paralizaría o aterrorizaría. Se necesita entonces algo que mutile un poco nuestra inteligencia para hacerla menos perfecta porque una inteligencia perfecta, totalmente lúcida, podría llevarnos a la extinción.

Así que, hay algo que hace frenar al suicidio haciendo que muy pocos seres humanos intenten ejercerlo. Son las que podríamos llamar, “defensas anti-suicidio” (ser capaz de suicidarse se convirtió en una presión evolutiva que favoreció la aparición de estas defensas).

¿Por qué el suicidio es minoritario entonces? Pues es minoritario porque, en la mayoría de los casos, tarde o temprano, el cerebro del homo sapiens, suele crear, elaborar o usar cualquier cosa que le pueda servir en su objetivo de que éste homo sapiens pueda sobrevivir el mayor tiempo posible, lo que Alan Soper denomina, “mecanismos psicológicos defensivos de la mente humana”, mecanismos que surgieron en los homo sapiens como adaptaciones contra su nueva capacidad adquirida de suicidarse y que, según Alan Soper, son defensas de dos tipos: las de la última línea, que son los trastornos mentales comunes; y las defensas de primera línea, que incluyen sesgos psicológicos, tabúes culturales y otros, para de esa forma, aumentar al máximo posible las probabilidades de que el homo sapiens logre reproducirse y que este ayude consciente e inconscientemente y directa e indirectamente a que otros homo sapiens y otros organismos logren reproducirse.

Todos los sesgos cognitivos, tabúes, negaciones de la realidad y autoengaños; y todas las culturas, religiones, filosofías, doctrinas y pensamientos elaborados por el homo sapiens a lo largo de toda su existencia que buscan editar o filtrar las malas noticias para protegerse y/o evadirse del dolor y la adversidad o sobrellevar eso de la mejor forma posible para que consiga la felicidad, la tranquilidad, la plenitud, la calma, la supervivencia, la superación personal de cualquier tipo o encontrarle un sentido a la vida en pos de favorecer la preservación del individuo y la especie para garantizar al máximo posible la reproducción y la supervivencia de la futura descendencia (lo que el clínico Alan Soper llama “mecanismos defensivos de la mente humana de primera línea”), se deben a eso. Es pura biología. La vida perpetuándose a toda costa.

FIN

Nota: Si quieres seguir leyendo o escuchando (o ambas cosas a la vez) gratis más textos como este que acabas de leer, vete al Patreon de Misteriosa Existencia (que tiene más de 100 publicaciones que te hacen pensar de verdad) al que pueden acceder en el link de la biografia del perfil de Instagram de @misteriosa_existencia o yendo a los enlaces de las descripciones de todos los vídeos del canal de YouTube de Misteriosa Existencia.

Está bien leer cosas banales y leer relatos eróticos y pornográficos morbosos de calidad escasa o inexistente de vez en cuando, sí, somos humanos y necesitamos desconectar un poco el cerebro, llegamos cansados a casa después de trabajar y aguantar al jefe, a la mujer o a quien sea y nos apetece consumir contenido basura que no nos exija nada de entendimiento por nuestra parte o que nos ponga cachondos, ok, pero todo tiene un límite. A mí me gusta comer comida rápida, ver películas tipo 'Fast and furious' y escuchar música mierdera también entre otras muchas cosas "perversas y morbosas", sí, pero lo hago con moderación. También necesito consumir contenido que estimule mi mente y me haga cuestionar los grandes interrogantes de la existencia y que trate de temas verdaderamente importantes. Así que, yo recomiendo mi Patreon de Misteriosa Existencia para eso. Y sí, es spam lo que estoy haciendo, pero es un spam de calidad y de algo que no te engaña prometiendote arreglarte la vida a cambio de nada. Creo que estoy siendo totalmente honesto con ello. 

Bueno, pues nada, no tengo nada más que decir. Solo pretendo publicar escritos que a mí me gustan. Cuando escribo no escribo pensando en si le gusta a los demás, escribo lo que solo a mí me gustaría leer, si hay gente que le gusta lo que escribo, muy bien, y si no es así, pues muy bien también.

Muchas gracias por leerme.

Saludos   


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed