Gestos del más allá

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
242 visitas

Marcar como relato favorito

Hace aproximadamente 6 años sufrí la perdida de un ser querido muy próximo a mí. Era mi madre. Después de luchar durante casi unos 2 años contra una bestia asesina llamada cáncer, tras agotar sus últimas fuerzas... se fue. Su partida, al igual que la de muchos otros, fue dolorosa. Cuando recibes la noticia de que alguien cercado es diagnosticado con esta enfermedad, tras asimilarla lo mejor posible, te haces a la idea de que la posibilidad de que fallezca esa persona siempre está presente, aunque no quieras aceptarla como una realidad posible. La realidad siempre, SIEMPRE, superará a la ficción. Nada puede prepararte para lo que, en el peor y más que posible de los casos, pueda pasar. 

Aquel día recibí la llamada de mi padre muy temprano un Domingo, cuando la vi supe enseguida lo que significaba. El día anterior antes de abandonar la habitación del hospital ya nos habían informado que la muerte estaba muy próxima, por eso supe antes de descolgar el teléfono lo que vendría después de hacerlo. 

Al entierro asistió prácticamente toda la familia, incluso los familiares que nunca ves estaban ahí presentes, al igual que gente que no sabía quienes eran, aún a día de hoy me pregunto que hacían ahí, por qué no pudo ser algo más íntimo, algo donde no estuviese toda esa gente la cual hacia más de 15 o 20 años que no se habían molestado en saber nada de ella. Supongo que sería más que nada por mi padre...

Cuando llega el momento es cuando puedes afirmar con total rotundidad, que el dicho de que la esperanza es último que se pierde es completamente cierto, ya que, en ese último instante en que la ves partir, deseas con toda tu alma rota en mil pedazos, que se levante y que todo haya sido una cruel broma macabra, de algún dios despiadado y bromista. Pero no, por más que lo deseas... al final la ves partir y la pierdes de tu vida.

No hay palabras que puedan expresar esa sensación, solamente aquellos que lo hemos vivido y, sobre todo, aquellos que hemos vivido de cerca esa enfermedad, sabemos lo que es, y que la persona que la sufría ya descansa al fin, aunque el dolor siempre permanezca en los que seguimos viviendo.

Un tiempo después asimilas la perdida y sigues con tu vida, ya que no hay más, la muerte no es más que el paso final de ella... o tal vez no.

Las primeras semanas, tanto mi hermano como yo, estábamos muy pendientes de mi padre, lo ayudábamos con la casa, la compra, la comida, etc. Como digo, sigues adelante.

Mi madre tenía un portátil que solía usar a diario, en él guardaba centenares de fotos, videos y recuerdos en general. Aunque disponía de clave para poder iniciarlo, mi hermano solía utilizarlo muy a menudo, ya que él, al igual que yo, conocíamos la clave, ya que mi madre, al ser nosotros sus hijos, nos la había facilitado sin problema alguno, aunque ya nos había dejado claro desde un principio, que no le gustaba mucho que lo estuviésemos usando, cosa que respetábamos ambos.

Tras su fallecimiento, visite a mi hermano que en ese momento vivía con mi padre para tomar café y charlar. Tras un buen rato de charla recordando momento que habíamos vivido con nuestra madre, me preguntó si yo había cambiado la clave del portátil, a lo que yo le conteste que no. Me dijo que estaba intentando entrar, pero que le salía un mensaje de contraseña no válida, me extraño, ya que lo había utilizado una infinidad de veces. Le dije que igual estaba poniendo alguna letra mal y que seguramente por eso no le dejaba abrir sesión, él me aseguraba que no, que la estaba introduciendo bien, pero que no podía entrar. Tras esto me dispuse yo a intentarlo, mi sorpresa fue cuando tras introducir la clave yo también, saltaba el mensaje que contraseña no válida. Volví a probar y de nuevo contraseña no válida. Mire a mi hermano y tras encogerme de hombres le dije que no sabía lo que pasaba y cerré el portátil.

Y es que, como digo, a mi madre no le gustaba que usásemos el portátil.

Este relato es una historia de una vivencia real y personal.

 

Dispongo de un canal en YouTube dedicado a la narración de cuentos y relatos. Algunos son de escritores de esta web! Si te apetece puedes pasarte y echarle un ojo:

https://youtube.com/channel/UCBt4YFgh2NYPJjfO5ErqJFQ


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed