NO SE LO COME EL MARIDO.

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
475 visitas

Marcar como relato favorito

Este chaval es muy tímido.
Treinta años y soltero.
No se come una rosca 
a pesar de ser Etero.

Espía a la vecina.
Es una recién casada.
Por ella se lanzaría
a una aventura arriesgada.

Ha pasado cierto tiempo
y los oye discutir.
Pega la oreja al tabique
para poderlos oír.

_ Decías, todo me gusta
no soy nada delicado.
Ahora no quieres probar
algo que te he preparado.

No lo pienso probar.
Ni sueñes que lo intento.
No quiero pasarlo mal
y terminar escupiendo. 

_ Eres un tonto del culo
Si no lo deseas probar, 
Cuanto darían otros 
para poderlo catar.

No seas una pesada
que no lo pienso probar.
Mi padre no lo provo
es tradición familiar.

Mi madre lo preparo.
Mi padre no lo comía.
Yo heredé sus gustos
como ves no es culpa mía

No recuerdes a tu padre
ahora son otros tiempos.
Los gustos cambian.
Aprovecha los momentos.

Anímate a probarlo
no me seas botarate
Lo preparé al natural
y también con el tomate

 Ofréceselo al vecino.
Parece que nos vigila
Seguro que te lo come
y tú te quedas tranquila.

Él espía al escuchar eso
pega un salto de alegría.
Con lo buena que está ella.
Él se lo comería.

Todo el día vigilando
y alerta con el oído.
Para llamar a su casa
en cuanto salga el marido.

Rápido se presentó
contento y decidido.
Le dijo vengo a comerte.
Lo que no quiere el marido,

- Lo llevarás en un táper. 
Rápido te lo preparo
Es bacalao con tomate
Te vas a poner morado.

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed