Dios en un Lienzo

Por M.P Montoya
Enviado el 10/03/2014, clasificado en Varios / otros
417 visitas

Marcar como favorito

   Durante los miles de años que ha existido la tierra, se le ha atribuido un significado a lo que es la vida; algo muy relativo me temo a decir, ya que nadie puede darle un sentido definitivo o una definición adecuada.

   Si me preguntaran lo que es el sentido de la vida (y siempre lo hacen aunque de una manera indirecta) diría que el principio de la vida es meramente estético.

   No recuerdo mi inicio, no recuerdo como he aprendido, simplemente me desperté en una inmensa nada.

   No sentía lo que llaman miedo o tristeza, simplemente estaba atrapado en un inmenso aburrimiento,  me pregunto si él no sentir tristeza debido a la soledad me convierte en alguien al que podrían definir como “malvado”.

   En fin, volviendo al tema;  encontré un modo de combatir mi aburrimiento, tenia (y aun tengo) la habilidad de crear. Solo con mi voluntad podía crear cualquier cosa que pasara por mi mente ¿Cómo llegaban estas ideas? No lo sé, simplemente llegaban y yo las manifestaba; supongo que podría considerarme una especie de artista y mi lienzo es el mismo universo.

   Las estrellas, los planetas y las constelaciones son mi obra, y cada organismo que existe en ellos puede considerarse los detalles de un artista que le obsesiona el perfeccionismo.

   Un día, me llego a la mente una nueva forma de plasmar arte, que mi creación pintara eternamente un lienzo que yo les brindaría. Cada hora, día, año, siglo y milenio  mi creación iría cambiando los matices de la obra sin ningún propósito más que el de satisfacerse a ellos mismos.

   Pero al parecer mi creación se opuso a mi idea original y comenzó a buscar un propósito externo para su existencia.

   Durante su evolución comenzaron a justificar su vivir alabando a diversos seres; viento, sol, lluvia es decir solo una simple parte del misma pintura.

   Pero luego comenzaron a razonar y aprendieron que esos seres a los que alababan no eran más que la misma naturaleza, por lo cual empezaron a nombrar a su creador como un ser sin forma cuya voluntad se hace (cosa que no puedo contradecir ciertamente)  pero siempre dándole un objetivo a sus actos.

   Gracia Divina, amor infinito, soledad, tristeza; siempre dándole motivo a lo que no tiene.  No sé si definirlos como seres con una inocencia infinita o una mente completamente cerrada ante la realidad.

   Escucho sus voces, escucho sus suplicas, observo sus creaciones y actos; para mí es todo una  maravilla que no tiene más definición que un mero entretenimiento comparable con el movimiento de las galaxias.

   Me complace ver sus acciones, ver como se abrazan, como pelean, ver como moldean ese mundo a su antojo; son unos artistas esplendidos. Tiñen la vida del color de sus líderes, luego se amotinan a estos para luego convertirse en lideres diferentes mientras que otros planean como amotinárseles.

   Es una creación tan bella. Incluso inventaron sus propias reglas y definiciones “bien y mal” con el pretexto de justificar, recompensar o castigar las acciones de sus hermanos.

   Puedo ver lo que todos ven y me maravilla encontrar diferentes matices en los ojos de todos. La visión de los que tienen riquezas para 100 vidas  hasta aquellos que se arrastran por una migaja de lo que desperdician los demás.

   Veo todos los conceptos del bien y del mal y me satisface el encontrar tanta diversidad de definiciones.

   Me entretiene ver cuántas definiciones son capaces de  dar a los hechos que no entienden o que simplemente no quieren comprender.

   No me tomen como un villano al conocer mi pensamiento, solo disfruto un espectáculo de la misma manera que ellos pueden disfrutar una película de guerra o de fantasía.

   ¿El artista que pinta un cuadro de una tragedia devorando a niños que no han actuado en contra de nadie, puede ser considerado como villano? Simplemente creó una obra para su gozo  y placer personal.  Yo hago lo mismo, trace el cosmos por un principio artístico, cree las estrellas siguiendo las imágenes que considere bellas y di forma a los personas para observar como pintaban aquel cuadro que les brinde sin ningún fin más que el del mismo arte.

   Para mí no hay más que entretenimiento, más que belleza en todas partes, desde el ser más pequeño hasta la galaxia más inmensa, pero esos seres que cree, esos humanos tienen algo que me atrapa, algo que no puedo comprender; tal vez sea la inocencia que mencioné anteriormente, tal vez sea su habito de darle un significado a todo. Pero ellos han creado y evolucionado sus propios principios, pueden ver horror en la vida o en la muerte, no saben lo que ocurrirá al siguiente segundo, no conocen el alcance de su propio poder.

   Tal vez este algo celoso, tal vez me gustaría ser parte de eso,  el poder tener amigos a los que amar, el poder tener enemigos que odiar, el tener miedo y la emoción de no saber lo que puede ocurrir,  el tener la dicha de morir, tal vez…. Quiera ser un lienzo en lugar de un artista.

   Aunque ¿Quién sabe? Tal  vez yo sea la creación de un artista aun más grande, tal vez yo soy solo la obra de un maestro que no conozco.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com