Cuando el valor se quiebra

Por jujo
Enviado el 13/03/2014, clasificado en Varios / otros
198 visitas

Marcar como favorito

Se  jugó la mejor mueca… disparando una sensación que había enamorado hace un tiempo a tras a muchas mujeres, se acercó sin dejar de mirarla, con el miedo que ella lo hiciera en cualquier momento… se arrimó calculando la distancia, esa,  donde el deseo puede disfrazarse,  pero el  amor jamás resistirse,  estaba casi inmóvil, él la sostenía, deseaba atraerla hacia él, pero esta vez necesitaba hablar…(cruel paradoja)

Se peinó con sus dedos y la volvió a mirar, ella calaba con su silencio el momento angustiante que se desataba majestuoso, esperado, ese momento de silencio que precede a una gran melodía o una hermosa voz… y así sonó, tierno pero firme, pequeño pero inmenso en su mirar, tembloroso, pero firme en su caminar…

-   Un hola suena tonto a esta altura, cuando el corazón siente que solo tiene amor para dar,  hace mucho que estas ahí…- musitó

El lugar se llenó de un brillo  que abrigaba el silencio, de su boca salían solo frases hermosas, su corazón en cada palabra regalaba la belleza de una flor o una estrella, su mirada irradiaba y encandilaba, difícilmente seria capaz de resistir este clima y mientras los observaba yo también me quebré…

Se alejó sin dejar de verla, le abrigo con sueños, donde ella era la dueña de todo la magia ahí generada, la levanto y bailo con ella, la empujo con elegancia hacia la pared le susurro al oído, algo que no alcance a oír… de pronto, como pasa un segundo, todo lo luminoso de su ser se transformó, la habitación se llenó de grises, podía advertirlo de manera muy clara, ahora su voz delineaba ese ambiente que me angustiaba más, se sentó y ella fue acomodada frente a  él …

Empezaron a decirse a  una sola voz muchas cosas…

- Ya sé que no es el momento      - que no soy lo que esperas   - que las cosas en el amor deben de cultivarse  -  pero he soñado tanto contigo  - mordí mis labios para esperar este preciso instante,-  no puedo más ya no puedo explicar  esto en mí, ya no puedo cubrir este sentimiento con un manto de normalidad y si he de empapar mi alma de dolor será para perderme en esa eternidad...      callaron… por primera vez los ojos de él se desviaron de los ojos por los cuales hoy no veía nada,  recordó como la conoció …a su mente vino con fuerza de vendaval una a una las sensaciones que  no podía explicar,  sintió que algo en él se rompía, y todo lo demás se apoyaba sobre esa estructura ya partida, el sol sucumbia en el horizonte y el la descubrió, la miró  escondiendo muy rápido la mirada , un instante fue suficiente para guardar la sonrisa que ella un día le obsequio inconsciente al lente de una cámara,  jamás hasta hoy pudo volver acercarse a ella, cada vez que lo intentaba esa misma estructura interna se caía aún más y la estantería del corazón salpicaba solo miedos y silencios, volvio a nosotros.

Levantó la mirada con el miedo de que ella se hubiera ido, la observó con dolor, como hace quince años lo hacía a escondidas, planeando la siguiente vez, indagando sus próximos destinos sin entender que la hacía tan grande como para no poder sostenerla, sin poder inventar la situacion propocia para no ahogarse en silencios,  pero hoy  ya estaba ahí y tenía que decir lo que ya no podía decir, la tomo de nuevo levantándola  lentamente…sentía el miedo de los dos mirándose, quizá porque ella había perdido mucho de su sueños al lado de gente que no sintió ni un gramo comparado con lo que él tenía en su mundo para ella … pero lo miraba de una manera tan dulce, diciendo no lo sabía amor , ignoraba todo… no podíai siquiera disculparse….su silencio se hizo inmenso parecía atrapar para siempre un momento, lo miró como toda la noche, fijamente,  parecía el momento ideal y esta vez decidido, la beso con infinita ternura y la soltó de pronto para salir corriendo de prisa. Como si no quedara más tiempo, quebrado en llanto, pero sintiendo en su huida  la libertad  por primera vez percibida hace tanto tiempo, quedaron solos ella,  el castigo ignorado y el silencio… el maldito silencio del amor que se quebró cuando el portarretrato cayó en el piso.

 

Jujo


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com