Sine Die

Por Hipnótico-Hipnosis
Enviado el 19/03/2014, clasificado en Microrrelatos
442 visitas

Marcar como favorito

Despertando noche tras noche en esa lúgubre y gigantesca casa. Siglos atrás, esas cuatro paredes, estaban teñidas con la paz y el amor de una familia. Hoy, no queda nada. El amor y la paz perecieron en el momento que acepte esta inmortalidad mal cobrada. Quise la eternidad cuando tuve gloria y poder, y él me la concedió. Hoy, no hay segundo que no intente seducir a la muerte. Solo, triste e infeliz. Nadie tendría que desear una vida para siempre. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com