El mar

Por hadogemina
Enviado el 30/04/2014, clasificado en Humor
504 visitas

Marcar como favorito

   Siempre me ha producido terror la profundidad del mar. Cuando era pequeñito, y aún hoy ya grande, cuando me adentraba en el mar tenía que ser en una zona que pudiera ver aún mis pies.

   Lo desconocido me da miedo, lo confieso. Admiro, más bien me asombran, a las personas que se tiran al agua mar adentro sin saber lo que tienen a su alrededor. Quién o qué se puede acercar a ti sin saberlo.

   Yo creo que el terror acuático me vino desde que un día de playa me adentré un poco (aún estaba en la orilla) y vino una ola. Cuando se retiró la ola, tenía pegado un pedazo de pulpo en mis piernas. Me las abrazó y me hizo caer. Mientras, venía una ola más grande. El terror se apoderó de mí porque los tentáculos me llegaban hasta la cadera y la cabeza del pulpo me parecía repugnante. Menos mal que esa ola venía con fuerza e hizo que el pulpo se despegara.

   Las risas de mi familia fueron de campeonato, pero ya me gustaría a mí que ellos estuvieran en mi pellejo en ese momento.

   En fin, desde ese día ya nada es lo mismo. Si en la orilla me atacó un pulpo cualquiera sabe lo que me podría atacar en una zona donde todo allí abajo es oscuro. ¡Prefiero no pensarlo!


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com