sorpresa en las alturas

Por gabriel
Enviado el 11/05/2014, clasificado en Varios / otros
441 visitas

Marcar como favorito

emanuel y franco eran pintores de edificios, una prfoesion de alto riesgo por la altura. ambos entraron juntos y se hicieron grandes amigos.
los que lo diferenciaba era su lenguaje o forma de hablar. emanuel era mas de los insultos faciles y franco era mas moderado a la hora de discutir,
aun pese a esas diferencias se llevaban muy bien. era raro entre los compañeros que dos personas tan diferentes los uniria una amistad de años.
en uno de los dias de verano, les tocó un edificio nuevo por impermeabilizar los 14 pisos que constituia. el proceso de impermeabilizacion tenia
que empezar por un trabajo de limpieza de las manchas de humedad. generalmente, estas salian con el paso de la hidrolavadora que utilizaban. ese dia
fueron 4 a trabajar en cada lado del edificio para limpiar las manchas de humedad. cuando se encuentran en la terraza asegurando los andamios colgantes
los 4 se ponen de acuerdo en que en 3 horas estarian termiando la limpieza. el jefe de estos empleados se habia ido a conseguir la membrana liquida
que habia pedido especialmente.
lo 4 empiezan a limpiar cada uno por su sector. en el descenso emanuel veia los interiores de los departamentos disimuladamente, solo veia persianas bajas
y alguna que otra television en volumen alto. cuando llega a 6 piso ve que una mancha de humedad era muy rebelde y salia un olor muy raro de esa ventana.
emanuel se queda un poco mas de lo pensado y ve que las persianas se cierran violentamente, el hace caso omiso y sigue con la mancha rebelde de humedad.
de pronto empieza a escuchar insultos del lado de adentro. el trataba de ignorarlos porque tenia una advertencia por parte del jefe en un problema parecido.
terminado ese piso y hasta el 4 del edificio se seguia escuchando los insultos. los otros 3 compañeros estaban abajo esperandolo. cuando termina el primer
piso les va comentando lo sucedido.
-mira, loco. estuve a esto -muestras sus dedos marcando una distancia muy chica entre el pulgar y el indice- de no mandarlo a la reverendisima...
-tranquilo querido. -dice franco- no va a ser el primero ni el ultimo.
todos se van a almorzar y se van a otro edificio a hacer la misma rutina de limpieza. franco y emanuel se van a una parrilla cercana charlando de la situacion de
emanuel.
-escuchame, no estés asi. ya se le va a pasar. queres que hable con ella?-dice franco haciendo referencia a la mujer de emanuel.
-no, gracias loco. pero es una terca. va a pensar que te mande para que le vayas con el cuento de que soy un santito...
-si, ya sé. pero no hiciste nada.
-bueno, esa es la parte que no quiere entender. cuando recuerdo eso mas bronca me da. y justo cuando estaba en el sexto piso. cuando sale el tarado ese a putearme..
-tranquilo... ya está. mañana cambiamos los lugares y fué.
termina el dia laboral y emanuel no logra convencer a su novia de la reconciliacion.
al otro dia los 4 trabajadores empezarian a pintar con la membrana liquida. emanuel le dice a franco:
-dejame del lado en que limpié ayer.
-estas seguro? te vas a controlar
-si, olvidate. tengo que ponerme a prueba.
los 4 empiezan a aseugrarse sus arneses y empiezan con la maquina de pintar parecida a la hidrolavadora a pintar. este trabajo tardaria en 5 pisos por dia debido a
los detalles que se marcaban sus paredes. no habria una cantidad espécifica de pisos pintados por dia porque por las remodelaciones todos eran diferentes.
al tercer dia de trabajo de pintura emanuel llegó al sexto piso. vió que las persianas estaban medio abiertas y no sentia tal olor. cuando empieza a pintar ve que
no cierra las persianas como en otros pisos. cuando llega a la mitad de la pared ve que un palo de escoba sale de una de las ventanas a empujarlo. como emanuel tenia
las manos en la maquina de pintura reacciona tarde y siente el empujon. esto hace que se sostenga de las piernas y largue de sus manos la maquina de pintura que queda
colgando abajo del asiento.
cuando agarra una de las sogas del asiento el mismo palo sale a pegarle en los nudillos. emanuel empieza a gritar con insultos al aire. hasta que despues de unos segundos
le salió la palabra "auxilio!"
franco que estaba del lado mas cercano escucha los gritos y le pide a una señora del septimo piso que le abra para subir lo mas rápido a la terraza. esta accede y franco va
lo mas veloz que puede dar su cuerpo. cuando llega a la terraza va para el costado en donde estaba en emanuel. este estaba casi colgado peléandose con el palo de escoba que salia de la ventana. franco tira la soga que usaban de emergencia para ayudarlo. emanuel ve la soga que cae a su lado, logra agarrarlo en el medio de los palazos. ata a uno de los extremos del andamio y logra bajar hasta el piso. franco se asegura que emanuel llega al piso y va directo al sexto piso para ver quien era el autor de los palazos.
cuando llega al departamento empieza a golpear la puerta con furia. diciendo "sali! cobarde! como se te ocurre tirar a mi compañero!?"
unos minutos despues aparece emanuel. embalado y con toda prisa, va directo a tumbar la puerta. estaba bastante desencajado e iba a golpearlo. los vecinos salen preocupados para ver que pasaba y despues de unos minutos sale el culpable. cuando se abre la puerta, emanuel y franco se ven sorprendidos por quien los atiende. emanuel reserva su bronca y no le salen las palabras de su boca. franco dice:
-mire señor, no se que problema tenga usted con nosotros. pero le quiero recordar que estamos trabajando. si alguno de mis compañeros hizo algo que a usted le molesta, puede  denunciar a la policia. no actuar de la forma que hizo...
el culpable se queda sin palabras y los vecinos le empiezan a reclamar lo mismo. uno de ellos vió lo que paso y llamó a la policia para denunciar al vecino. antes de irse emanuel
se acerca para hablar con el. franco lo toma del brazo para frenarlo y le dice:
-deja, ema. ya tiene bastante. va a aprender... asi como está bastane castigo le dió la vida. nada de lo que le digas lo va a asimilar...
emanuel entiende y se va al ascensor con el, mientras los vecinos le siguen reprochando.
en el ascensor, emanuel dice:
-tenes razon franco. creo que ese discapacitado con sillas de ruedas habrá entendido. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com