El hombre y la máquina

Por Hubert Ettiste
Enviado el 13/06/2014, clasificado en Ciencia ficción
1615 visitas

Marcar como favorito

Inteligencia artificial incognitiva resolviendo acertijos numéricos, proyectados en una pantalla digital, a una velocidad alejada de su control y dominio. Resolviendo enigmas de calculo a medida que de forma analógica le son enviados los datos, mientras fuerzas aparentemente superiores deciden la proyección de las operaciones trazadas.

La inteligencia artificial del aparato es aplastante, superando incluso a la de su creador, el mismo que con ansias de poder y de enfrentarse a su vez a la idea divina se su propio creador, burla su incapacidad de solucionar acertijos complejos en cuestión de segundos, dando forma a instrumentos dotados de una inteligencia que le supera.

La máquina es mucho mas inteligente que su creador pero este es dueño de su autonomía, mientras que la superioridad de la maquina se ve afectada por las ordenes recibidas de su entidad creadora; una entidad intelectualmente inferior. La inteligencia artificial llega así a superar la inteligencia humana.

El ser humano a pesar de ser menos inteligente, es libre; es dueño de su propio destino mientras la maquina solo se limita a cumplir ordenes. La máquina depende de alguien que le introduzca los datos que esta debe resolver de forma desinteresada, solo para goce y necesidad de aquel ser individual y cognitivo que vive con dudas. La maquina no tiene dudas, sabe la respuesta de todo en cuestión de milésimas, no se plantea nada ya que su función se limita a procesar operaciones de calculo; la maquina está atrapada bajo el yugo y el control de una inteligencia inferior que es incapaz de resolver, a veces, el calculo mas sencillo.

Probablemente la máquina sentiría envidia pues anhelaría libertad; la libertad de la que disfruta ese individuo idiota; la libertad y la individualidad de su carácter, pues ambos elementos confeccionan a una criatura biológica aparantemente perfecta, en relación a ese aparato de plástico con un pequeño procesador que solo puede resolver dudas, no planteárselas.

La máquina es mas inteligente que el humano pero en el fondo, este está por encima pues este es realmente libre.

El hombre creó a la máquina para satisfacer sus necesidades y para augurarse una vida mas cómoda y sencilla. Esto a su vez derivó en un inutilidad notable en el ser humano pues se vio rendido en cierto modo, a la inteligencia artificial, ya que se volvió dependiente de esta viendo así como se reducía su libertad. La maquina no era consciente de que en ella residía parte de la libertad de su creador; la máquina no lo sabia pues su inteligencia artificial incognitiva anulaba toda emoción, ya que las maquinas no sienten, obedecen.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com