El verdadero hogar

Por Imperyus17
Enviado el 24/07/2014, clasificado en Reflexiones
393 visitas

Marcar como favorito

Se sintió desolado, aquello no le podía estar sucediendo a él, pues siempre fue una persona ejemplar y jamás hizo algo que pudiese perjudicar a otra persona, sin embargo, allí se encontraba llorando desconsoladamente, tendido en aquel frío y pedregoso terreno sin vida.

Era aquella una noche nublada, sin estrellas, gélida y ni un ápice de calor humano rezumaba por aquel muerto paisaje. Finalmente pensó—:

—Nadie merece ser abandonado en un lugar desconocido y deshabitado y menos sin razón, pero en esta ocasión mi moralidad no parece de utilidad, incluso aunque yo nunca esté dispuesto a abandonarla.

Después de sucesivos días sobreviviendo como podía en el sitio mencionado y sucesivas reflexiones, decidió instalarse por aquellos lares e ignorar el contacto humano, pues a pesar de haber encontrado por fin el camino de vuelta, comprendió que los demás seres humanos eran demasiado dañinos para él e incapaces de apreciar su amplia bondad.

Allí él se encontraba a gusto y ciertamente la concepción de un verdadero hogar o de cómo queremos vivir nuestras vidas variará en función de las personas y sus circunstancias, pues como decía Ortega y Gasset “yo soy yo y mi circunstancia”.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com