Lilith

Por Virginia F. S.
Enviado el 03/08/2014, clasificado en Terror
538 visitas

Marcar como favorito

Era ya entrada la media noche y sus ojos brillaban en el rayo de luna. Sabía que su sábana no servía como trinchera pero era lo único que tenía a su alcance. Papá y mamá dormían, ellos quizás no tenían qué temer. La había visto, eso creía, a lo mejor había sido un sueño.

- Tenía el cabello largo y rizado, más bien despeinado, teñido por la sangre joven de sus víctimas. Silencio de arlequín en su piel y labios entreabiertos, sedientos e insaciables. Vendrá a por los niños, la envidia ha podrido su compasión…-
- ¡Cállate!- Le había gritado a su hermana.
- ¿Qué ocurre? Me pediste una historia de terror.-
El chico había fruncido el ceño y haciéndose el valiente echó a su hermana de la habitación.
- No estoy asustado, es solo que no sabes contar cuentos de miedo. Además, tengo sueño…-
- Como quieras, buenas noches.-

Y las sombras que proyectaba la lamparita murieron en la oscuridad.
Ahora todo era silencioso, demasiado quizás…recordaba una y otra vez las palabras de su hermana, vagaban por su imaginación las imágenes de la seductora y gorgónica dama del infierno. Aún quedaban pilas en su linterna de acampada; con paso inseguro avanzó entre la espesura de la noche y atravesó el pasillo que lo separaba de la habitación de sus padres, que le pareció, sin duda, más largo que de costumbre, casi interminable. Mamá no estaba en la cama. Vio que la luz del baño se escapaba bajo la puerta.

- Papi…- musitó con suavidad, como hacía él para despertarle por las mañanas.

La pálida luz de Selene hizo brillar, en un descuido, una hoguera de mechones ensortijados que se derramaba por el borde de la cama y se fundían entre los dedos inmóviles de su padre.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com