EL ESPEJO DE LA BRUJA

Por MAD
Enviado el 06/08/2014, clasificado en Fantasía
666 visitas

Marcar como favorito

EL ESPEJO DE LA BRUJA

Èrase una vez un mundo al revés:
Todo empezó aquel día en que la bruja de Blancanieves miraba
 aquel espejo mágico;
 - espejito, espejito mágico... 
quien es la más bella entre las bellas...?

- Querida reina tú eres hermosa, 
pero existe alguien mas bella
    y es tu ahijada Blancanieves.

-¡¡Còmo  te atreves!!
- maldito espejo...
Y en este punto de la historia cuentan que la
malvada bruja rompió el espejo, pero no fue así.
Por la ventana de su aposento un cuervo despistado
entró, y lo que pudo ser no pasó.
El espejo que por unos segundos vio peligrar su
destino desapareció en ese instante.
No  el marco de oro macizo donde se
sustentaba aquella superficie  sino,
la magia que daba vida aquel espejo.


El espejo volvió a su mundo, al país de los espejos.
Bastante alterado, y confuso.
Era un espejo legendario, nadie sabia de su antiguedad ni
siquiera sus mas ancestrales descendientes.
Fue tal el enfado de aquel espejo mágico.
Que decidió castigar  al país de los cuentos y sobre todo
la soberbia de aquella malvada bruja.

Todos los espejos mágicos decidièron ponerse de acuerdo.
Y cada vez que alguien se mirara en ellos todo seria al revés.
De tal forma que el país de los cuentos atravès del reflejo pasaría
a otro mundo donde cada personaje estaría invertido y distorsionado
de como era en realidad, o quizás nada es lo que realmente parece.
 Y aquí empieza un mundo al revés, donde nada es lo que parece
ni nada parece, lo que es.

Pasado el momento en que aquel espejo mágico iba a ser
sentenciado por la malvada bruja de Blancanieves.
Esta volvió a mirarse  y vio sorprendida que ya no era malvada
ni reina, si no una humilde campesina, que tenia en sus manos
no un espejo, sino un trozo de cristal
La malvada bruja convertida en dulce campesina huía de la
despiadada Blancanieves que quería vengarse y destruir
a su madrastra.

En otro lugar Cenicienta se  calzaba un zapato de cristal
y se casaba con el apuesto príncipe.
Mientras las  pécoras de sus hermanas  se convertían en
sufridoras cenicientas, padeciendo la tiranía de su
 hermana ahora convertida en  bella princesa.

  De la inocente y buena Caperucita Roja cuentan que....
  vestia de cuero pantalones ceñidos y llevaba
  todo el cuerpo tatuado.
 Tambièn lucia piercings por todos los lados.
  solia visitar a su abuelita y le llevaba comida.
´-¡¡Hola Caperucita!!
-¡¡Hola abuelita!! Caperucita nada màs llegar ata a su abuelita
y la amordaza, despuès  con la cachiporra le zurra fuerte
Esto es para que duerma un rato mientras ella sale de marcha.

 Del minùsculo pulgarcito se rumorea que......
No muy lejos de allí pulgarcito es un gigante enorme debido a que
a pesar de dejar miguitas para encontrar el camino de regreso a casa.
Se metió en otro cuento y acabó comiendo la seta de
Alicia en el país de las Maravillas.
Y se volvió tan enorme, que al verse reflejado en un charco de agua.
Salió corriendo y cuentan que sigue corriendo sin parar, aplastando árboles
montañas y moviendo el suelo al caminar, le han cambiado el nombre
de pulgarcito y ahora lo llaman "El pisa Montañas".

Y así todos aquellos personajes del mundo de los cuentos.
 amanecían y repetían su vida una y otra vez.
Pasaron miles de años y nada cambió porque en el caso
de la malvada bruja de Blancanieves, ahora dulce campesina.
Y a pesar del hechizo, la magia no puede cambiar el corazón malvado
de la madrastra muy en su interior, su maldad seguía latente.
Pero un buen día algo distinto pasó.
Una lágrima broto de la dulce campesina, antes malvada bruja
 y se arrodillo ante Blancanieves y resignada estaba
a morder la manzana envenenada cuando abrió
su corazón  y dijo lo siguiente.....
-Nadie tiene derecho a sufrir por mi  soberbia y vanidad.
por mi culpa el país de los cuentos sufre un hechizo milenario-
Y desde muy adentro de aquel corazón malvado surgió algo bueno.
Y el hechizo se rompió volviendo todo otra vez al principio.

Esta vez no era la madrastra la que se miraba en el espejo sino
que dejaba que Blancanieves se mirara en él, y contemplara
su belleza no la externa, sino la que nace del alma.
La que el espejo mágico siempre reflejaba.

El espejo mágico observaba aquella escena y se sintió feliz.
Auguraba felicidad, y prosperidad en el mundo de los cuentos.
Desde entonces todos sus habitantes son felices.

Y colorín colorado este cuento se  ha acabado.

fin


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com