Guión FASTIDIANDO A LA SECRETARIA (Parte 7-3)

Por Ignacio_IFC
Enviado el 13/08/2014, clasificado en Varios / otros
273 visitas

Marcar como favorito

Caín cuelga el teléfono y pasa al salón donde aguardan Canesa y los otros.
CAIN: Muy bien, Ponto mañana depositará el dinero en la papelera de la Plaza que está a dos manzanas de la empresa.
IVAN: “Mu” bien, “poj” haremos lo siguiente. Nosotros aguardaremos a que Ponto llegue y le haremos que deposite el dinero en la papelera. Entonces Caín, tú apareces y montas una escenita tipo “Karate Kid” y haces como que nos reduces y, en ese momento, tú Aguirre coges la pasta y nos damos a la fuga. Luego la repartiremos.
POLP: ¿Y cómo vamos a lograr representar esa escenita de artes marciales?
IVAN: Muy sencillo. Necesitaremos: Un portátil, una web de descarga de series y un capítulo de los Power Ranger enfrentándose a los “hombres masilla”.
Al día siguiente, Luis Ponto se dirigía con una bolsa de deportes a la plaza para dejar el dinero en el lugar convenido por los “secuestradores”. Tras caminar unos 15 minutos, llega a la plaza y enfrente de la papelera ve a los secuestradores con las máscaras de superhéroes y a Brígida con un antifaz de dormir sobre los ojos y atada con cinta adhesiva. Ponto se asusta y Canesa, tras tomar un chupito de helio, le dice:
CANESA: ¡¡¡Deposite el dinero o, sino, no la soltamos!!!
PONTO: ¡Vale, no se preocupe!! Les daré el dinero pero la tienen que liberar una vez que haga yo eso.
AGUIRRE: ¡Aquí las órdenes las damos nosotros! ¡Avance lentamente y deposite el dinero!
Ponto empezó a caminar muy lentamente y se acercó a la papelera y, nada más depositado el dinero, apareció Caín como salido de la nada y dijo:
CAIN: ¡Fuera de aquí! ¡Dejadles en paz o tendré que aplicar mis técnicas de shaolín!!
IVAN: ¡Fuera de aquí y déjanos hacer nuestro trabajo!
AGUIRRE: ¡A por él!
Los secuestradores se lanzan sobre Caín y este, de manera un poco patética (todo hay que decirlo), empieza a emplear técnicas y golpes de artes marciales y va tumbando a sus rivales hasta que Polp hace como si se levantara lentamente y coge la bolsa del dinero. Los otros sueltan a Brígida, huyen y entonces Ponto grita:
PONTO: ¡El dinero, que se lo llevan!! ¿Pero cómo permite eso, que son 30.000 euros?
CAÍN: Tranquilo, lo importante es que Brígida esta sana y salva.
PONTO: Eso es cierto. Muchas gracias por su intervención, Torres. Pero ¿Cómo supo usted lo del secuestro y el día del rescate?
CAÍN: EEh… Bueno , lo cierto es que ví a esos criminales secuestrar a Brígida y les seguí hasta su piso franco. Logré acceder al edificio y les escuché a través de su puerta. Así me enteré de lo del rescate y cuando les vi, fue cuando intervine.
BRIGIDA: ¿Y cómo sabes pelear al estilo Bruce Lee?
CAIN: Bueno, la verdad es que en mis ratos libres practico Karate y veo que de algo me ha servido.
PONTO: Es usted un héroe, Caín. Ha demostrado valor y coraje y, como muestra de agradecimiento, le voy a readmitir en la empresa…
CAIN (finfgiendo): ¡No sabe cuanto se lo agradezco señor!
PONTO: …Pero entrará usted con una reducción en su salario base, al igual que un trabajador recién incorporado en el negocio. Lo siento, son políticas de la empresa.
Esa noche, Caín y los otros estaban en el piso de este último repartiéndose el dinero. Iván decía en ese momento al “salvador” de Brígida:
IVAN: Bueno, niño por lo menos “taj” “llevao” 6.000 euracos que a mí me vienen “mu” bien “pa” tapar “gujeros”.
CANESA: Joé, pues es buena idea esto que hemos hecho. Siempre que necesitemos dinero hacemos secuestro exprés.
POLP: Sí, pero la próxima vez hay que montárselo mejor.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com