Hola. Te echo de menos

Por Helena
Enviado el 27/08/2014, clasificado en Amor / Románticos
782 visitas

Marcar como favorito

Hola. Te echo de menos muchísimo. Me muero de ganas de darte un abrazo. La gente dice que debo olvidarte, pero siempre he sido infiel a lo que dicta mi mente y a los demás, el camino del corazón siempre ha sido mi mejor alternativa. Mi corazón te sigue queriendo como el primer día a pesar de estar roto en mil y un pedazos. ¿Para qué seguir lo correcto si no me hace feliz? Olvidarte no me hace feliz, al contrario, sería como arrancarme el corazón de un pedazo y no sería capaz de sobrevivir.

Mejor seguir a aquello que te abraza por la espalda sin saber muy bien qué es y que te hace sentir mejor. Siempre he pensado que es mejor seguir aquello por lo que estás dispuesto a morir en el intento, porque si lo haces: la muerte será satisfactoria, sabiendo que moriste haciendo lo que amas. Y yo contigo lo he encontrado. He encontrado un motivo que haga que mis noches sean más llevaderas que abrace mis partes rotas y que no me suelte jamás. Porque algunas personas hemos estado viviendo abrazadas por la soledad por mucho tiempo, y ya es hora de que alguien venga y haga de nuestra vida lo que quiera, menos tristeza. Regresa por favor, te echo de menos.

Quiero decirte tantas cosas que no sabría por dónde empezar, tengo tanas ganas de verte que no sabría en que fijarme después de tanto tiempo y tengo tantas ganas de ti que me están haciendo apagarme lentamente. Me estoy muriendo por dentro y mis ganas de vivir se han ido contigo. Te echo tanto de menos que no me apetece levantarme de la cama porque sé que va a ser otro día perdido que no va a haber nada que me pueda hacer reír o que consiga hacerme feliz 1 minuto del día. Te echo tanto de menos que estoy sobreviviendo a base de recuerdos porque sino ya hace días que me hubiese muerto. ¿Cómo es posible, después de todo, que tu no estés como yo? No creo que logre sobrevivir de ésta, es más solo le pido a Dios que me lleve pronto que no quiero seguir viviendo. La mente me engaña y en ocasiones me juega malas pasadas y me hace pensar que estas al otro lado, pero no es así. ¿Tan mal me he portado para merecerme este duro castigo? Solo había una cosa que quería en la vida, lo he pedido cada vez que pasaba por debajo de un túnel, en todos mis cumpleaños, cuando quemaba la hoguera y en todas las formas posibles de pedir un deseo y era permanecer a tu lado. Tan solo he pedido siempre el mismo deseo, no quería nada más, no anhelaba nada tan solo a ti. No paro de rezar, de suplicar de rodillas. He depositado toda mi fe en Dios es mi única esperanza. Me gustaría decirte tantas cosas y me gustaría quedar contigo y que me expliques el por qué de tu decisión. Que me mires a los ojos y me digas que no quieres volver conmigo como se lo has dicho a todos tus amigos. No puedo más, no puedo seguir así. No te puedes imaginar lo importante que eras para mí y lo mucho que te quiero, por favor no me hagas sufrir más y vuelve. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com