UN PASEO CON HISTORIA

Por MAD
Enviado el 03/09/2014, clasificado en Fantasía
519 visitas

Marcar como favorito

<< UN PASEO CON HISTORIA>>


Ella era una mujer sencilla todos los días se levantaba

y se iba a pasear por la playa.

Un buen día se le acercó un hombre pequeño de escasa estatura.

Pero muy tenaz de pensamiento que siempre que la veía se le

acercaba y le contaba la misma historia.

Presumía de haber sido paracaidista y una de las veces

que se tiró del avión lo hizo con tan mala fortuna.

Que el paracaídas no se abrió y el hombre que afirmaba medir

2`10cm, de estatura se quedó en 1`20 gracias

a lo cual pudo salvar la vida. 

La verdad que aquella mujer estaba cansada de 

escuchar siempre la misma historia.

Ella miraba aquel enano y cada vez que lo miraba

lo veía más pequeño se diría que menguaba con cada

paso que daba. El primer día que se le acercó le llegaba

por los hombros, el segundo diría por el ombligo.

Y el tercer día por la rodilla.

Hasta que un momento dado quiso darle un puntapié .

Y ya no lo vio más ¡¡Què alegría..!!

Otro día se le acerco un hombre de color.

Presumía de sus largos viajes por el África negra.

Afirmaba que él era rubio y de ojos azules.

Hasta que una tribu del lugar le metió en una

tinaja y lo tiño con unas hierbas milenarias.

Al dia siguiente....

aquella señorita como no queria sufrir una

insolaciòn bajo con una sombrilla.

Y el negro horrorizado la acusò de querer

volverlo blanco al quitarle el sol con aquella

sombrilla y no lo volviò a ver màs.

Otro día se le acercó un Italiano al que no

entendía nada de lo que decía.

Nunca miraba mucho a la gente que se le

acercaba, pero en está ocasión y harta

de aguantar tipos raros, se le quedo mirando.

Y entonces le dijo;... Será mejor que se vaya

Me parece que es usted un enano negro, que

ahora le da por hablar Italiano.

El tipo se quedo parado y le pregunto...

¿¡Cómo me ha reconocido!?

Señorita sencilla;-

Otra vez lavase mejor detrás de las orejas.

El betún que lleva le ha delatado.

Se terminaba el verano y aquella linda señorita 

disfrutaba de los ùltimos rayos de sol.

dando largos paseos.

Y en una de estas ocasiones..

Andando por el paseo marítimo...

se entretuvo en un puesto donde vendían libros.

Y le llamo la atención un libro, que se titulaba.

"Una enano negro que habla Italiano".

Lo cogió pensando en leerlo en la playa, le parecía

gracioso aquel titulo, se dispuso a leerlo.

Y entonces comprobó que no tenia palabras.

Estaba en blanco, no había nada escrito.

Volvió aquel puesto para que le devolvieran

el dinero, y cual fue su sorpresa.

Ninguno de aquellos libros tenia letras.

La señorita que la atendió la dijo....

¡¡No..!! Usted tiene que escribir una historia

el libro lo tiene que escribir usted.

Nosotros lo ponemos a la venta y si gusta

Le devolvemos el dinero.

Entonces aquella sencilla señorita

comprobó que en aquel paseo marítimo.

Había varios puestos a lo largo del paseo.

En unos decían vender libros en blanco, en otros

vender libros con historias, y en otros contar

historias en vivo , actuando he inventando.

Se acercò al puesto de (Vender libro con historias).

Y comprobò que el mismo libro, el de "Un enano

negro que habla Italiano" estaba alli.

Y Contaba la historia de ella, pero no tenia fin.

Entonces volvió  a ver aquel tipo extraño.

Que salia del último puesto el de..." historias en vivo".

Entonces empezó a comprenderlo todo y le alegro

comprobar, que ella habìa formado parte de aquel

paseo marítimo lleno de ingenio, fantasía, y ...

¡¡ excentrica literatura!!.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com