EL DELFIN

Por MORRIS
Enviado el 29/09/2014, clasificado en Amor / Románticos
305 visitas

Marcar como favorito

El sol desciende lentamente y oculta su resplandor escondiéndose tras el horizonte inundando todo el mar del color de las rosas tempranas, ella pasea por la playa disfrutando del bello atardecer que se expone ante sus ojos.

Se sienta en una roca y deja que sus pies se hundan en el agua tibia del Mediterráneo, jugando y chapoteando con el agua su mirada se pierde en el infinito.

Un ruido rompe su paz y rápidamente saca el pie del agua, busca en el agua la procedencia del sonido y encuentra que su jugueteo con el líquido elemento ha atraído a un precioso delfín gris que la mira desde cerca.

El animal parece invitarla a que se meta en el agua y ella accede, se pone de pie, se despoja de la ropa y de un salto se introduce en el reino de Poseidón.

El delfín nada en círculos cada vez más pequeños alrededor de la muchacha y la va empujando poco a poco mar adentro, hasta que llega el momento en que se pierde de vista la costa.

Ella agotada por la lucha contra las olas se desvanece y comienza a hundirse hacia el fondo sin que nadie ni nada pueda evitarlo.

Dulcemente alcanza el fondo y en una cama de coral descansa vigilada por el delfín que la hizo llegar hasta allí.

Pasados unos minutos se despierta y sin mediar palabra nada hacia el delfín que lentamente se acerca a su lado. Ésta lo abraza y siente como el animal empieza a sufrir una transformación que acaba por definirse en un cuerpo humano.

Se funden en un beso dulce, largo y húmedo, bailando entre corales siente como las mareas los mecen y ocultan entre un multicolor arco iris de pececillos.

Las manos se pierden, se fusionan con los cuerpos en una explosión de burbujas que ascienden hasta su eclosión.

Con la carencia de gravedad las posturas más inverosímiles e imposibles en el mundo terrestre se suceden una tras otra, llegando al paroxismo, casi a la pérdida de la consciencia, el mejor amante buscado en la tierra y encontrado en el mar.

Embriagada de amor y deseo, su vista se nubla hasta volver a perder los sentidos.

Temblando todavía de placer levanta la vista y se encuentra con el astro rey que la reconforta y da calor, se levanta, mira hacia el océano infinito pensando si acaso fue un sueño y perdiendo su mirada en el horizonte deja caer una lágrima por la pérdida de su amor, de su tan efímero encuentro con lo que tantas veces anhelaba.

Ahora lo busca y lo espera en la orilla cada vez que el sol asesina a la noche, ella busca entre las olas a un delfín que la haga sentir que sigue viva, un indicio de que lo que pasó no fue sólo un sueño.

Un amante que llegó y tan fugazmente como vino, se fue. Un amor improbable pero no imposible en su corazón.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao