nora, la prejuiciosa

Por gabriel
Enviado el 30/09/2014, clasificado en Reflexiones
464 visitas

Marcar como favorito

cuando tuve la suerte de ir a la rioja a visitar al primo de mi mamá (casi como un tio) habia momentos en que no la pasé bien. y la gran responsable era la mujer de este casi tio.
en ese año no trabajaba y fui a visitarlos porque mi casi tio cuando venia a buenos aires, siempre me decia "cuando te venia para alla, chango?". y eran 5 minutos de insistir e insistir. y me dije, porque no aprovecho ahora, no sé cuando empezaria a trabajar, pero en algun momento trabajaria y no sé si tendria tiempo para ir a visitar esa provincia.
fianlmente y en agosto fui para allá. pasé momentos buenos y malos. como conocer a una chica y a los 2 dias me deja porque sabia que estaba de paso y no me quedaba. me acuerdo que un "primo" me habia sacado una foto. con el tiempo entendí que la chica tenia razon en separarse, no queria tener un "toco y me voy". a los dias conocí las sierras y parte del paisaje de esa provincia.
pero hubo un caso que marcó el final de la convivencia y estadia en la casa de mi casi tio. y fue por un malentendido con nora, su mujer. carlos, mi casi tio, era muy catador de vinos. cuando fuimos a san juan a conocer unos parientes mas, el viaje lo hizo ebrio. si bien en ningun momento perdió el control del auto, yo
tuve que ponerme a rezar para que otro auto no cruzara mal, o no se encontrara con alguna sorpresa en el camino.
cuando llegamos a una casa, el se echó a dormir y nos quedamos hablando con esos familiares.
nora, era una mujer demasiado prejuiciosa. y de esa mentalidad empezaba a inventar historias sobre mi y hacer que esas personas que escuchaban esa sarta de boludeces me miraran mal.
en esos dias, mi odio disimulado hacia esa mujer era mas grande. hasta que hubo un hecho que marcó el fin de la paciencia.
con mis "primos" estaba todo mas que bien, ellos eran los unicos que me entendian de porque estaba de visita y no buscando trabajo. carlos pensaba que queria probar suerte, por eso me puso a trabajar con el en su negocio y despues me mandó con unos amigos a vender productos de limpieza por las casas. el prejuicio que tenian sobre los
bonaerenses o porteños era que nosotros eramos vagos. y que nos quejabamos de lleno. y todo ese prejuicio venia
hacia mi. como si yo fuera ejemplo de algo.
un dia, habia faltado plata en uno de los cajones de la comoda del dormitorio principal, cuando empezamos a buscar yo escuchaba que nora le decia algo a carlos. pero no llegaba a distinguir que.
despues de un par de horas de revolver todo, viene juan "mi primo" y carlos le pregunta:
-che, chango. por casualidad no viste 500 pesos?
-ah, si! lo saqué para comprarme unas...
-ah, pero carlos tiene razon. sos un boludo! no servis para mierda.-le interrumpe nora, gira la cabeza y me dice- perdoname negro. te pido perdon por...
en ese momento no la dejé terminar de hablar y le contesto:
-perdon por que?
ella se quedo callada y le digo:
-usted pensó que yo saqué la plata!?
ahi todos se quedaron callados.
-lo que faltaba... encima de que me traten de vago, ahora piensan que soy chorro... ya fué! me voy... gracias por todo, hablo con mi vieja para que me mande el giro y me voy.
-no- dice carlos- dejá que yo te pago...
fue asi que al tercer dia de fingir de que no habia pasado nada, me fui. volvi al lugar en donde me vieron crecer. la mayoria no me querrá, pero si me respetan.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com