YO NO SALI CORRIENDO (Parte II)

Por ALVARO VILLA REY
Enviado el 25/02/2015, clasificado en Adultos / eróticos
3354 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Bella habla, no mucho. No nos cuenta nada de su vida, sigue sin querer darnos su nombre, ella cada vez que habla se dirige a mi.

Su boca queda tan cerca de mi boca, están tan bien marcados sus labios con carmín, de rojo pasión, color de la fruta del deseo. Me atrevo a probarla y la beso, ella no me rechaza y me sigue besando, comenzamos a darnos unos besos mas prolongados.

Miro a José, tiene mala cara, tendré que escucharle luego.

Ya estamos en los aparcamientos del antiguo San Mamés.

Aparcamos el coche, salimos y ya fuera seguimos besándonos y jugando, le acaricio sus nalgas por encima de la falda, cada vez que intento colar mis manos por debajo de su falda ella me corta y las retira.

José que ya esta a la entrada de la feria nos espera con mala cara, mirándome a mí y anulándola a Bella me  pregunta.

.- ¿Vas a entrar o te vas con Bella?.

.- Entramos los dos, hay invitaciones de sobra.

.- Pues deja de jugar que van a cerrar, es mejor que os quedéis fuera los dos.

.- ¡Que no! tranquilo tío que ahora entramos.

Mi intención no es quedarme toda la tarde con Bella, tengo que reconocer que me ha salido bien el haber mandado a José que parase para que subiera esta mujer, pero quedarme con ella hasta la noche no entra en mis planes.

Para los que no conocieron la antigua feria de Bilbao y para los que todavía se acuerden les refresco la memoria.

En la entrada principal en el centro del hall, había un gran mostrador circular, es donde estaban las azafatas de información de la feria. Las azafatas yo las recuerdo con trajes rojos, siempre me han parecido sexys.

A la entraba a mano izquierda estaban los baños de hombres y de mujeres.

Los tres ya en el interior del hall de la feria, con toda mi polla empalmada,  agarrados de la mano Bella y yo me la llevo a los baños, mi compañero en medio de esta situación me pregunta.

.- ¿A donde vais?

Le miro y sin que Bella me vea le guiño el ojo y le respondo.

.- Tu entra danos nuestras invitaciones, nosotros entramos mas tarde, te llamo al móvil cuando entre en el recinto ferial.

José con su vozarrón y para mi sorpresa ha conseguido que las azafatas y más gente que están en el hall no pierdan detalles de nosotros dos, la gente nos sigue con sus miradas todos nuestros pasos.

Tengo que reconocer que cualquier mujer tan rápido no se hubiera prestado a mis deseos y caprichos, además en plena tarde y a la luz del sol y con público, Bella es una mujer despechada, caprichosa, sin tabúes, no me atrevo a descubrir como calificarla.

La tengo agarrada de la mano en medio del hall de la feria me despido de José.

.- Agur José hasta luego.

José con mala cara y cabreado me responde.

.- Vale, vale, hasta luego.

Entre azafatas, personal de la feria y mas gente en tránsito, en el hall de la feria hay mas de una veintena de personas.

Rodeo con mi brazo derecho la cintura de Bella y la acerco para besarla, ella me sigue a todos mis deseos.

La llevo a los baños masculinos, entramos los dos juntos, desde el mostrador de recepción no pierden detalles de nuestros movimientos ni comportamientos, supongo que también las demás gentes que están en el hall.

Accedemos al baño, dentro entramos en el primero de los servicios, es pequeño lo justo para el inodoro y poco mas, Bella entra delante de mi, antes de entrar miro hacia atrás, veo el mostrador y a las azafatas cómo nos miran, están todos con cara de asombro.

Entramos en el servicio, cierro la puerta, las puertas son abiertas por debajo de manera que desde el mostrador del hall nos ven los pies.

Ahora ya con mas libertad los besos son mas salvajes, Bella ya me deja que acaricie sus nalgas y muslos, desabrocho su blusa, beso y acaricio sus pechos duros y tersos como globos recién inflados, unos pechos perfectos, estoy muy empalmado, me duele la polla, me va a estallar, sigo jugando con mis manos acariciando su cuerpo, voy hacia abajo, acaricio sus nalgas, comienzo a quitarle sus braguitas.

.- Joder, ¿qué es esto?.

.- Tienes algún problema ahora Aitor.

Tiemblo parezco un tonto balbuceo.

.- Si tienes polla, eres un travestí.

.- Pues claro Aitor cariño. Tu polla está dura ¿Qué quieres hacer?

Mi cabeza va a mil por hora, pienso en la salida, la imagen que doy si salgo corriendo al hall de la feria, las azafatas se que nos están mirando, ellas tan guapas, tan bonitas.

¡Qué pensaran éstas si salgo corriendo! dirán; al gigoló, al ligón, al chulito, al guapo, le han dado una lección.

 

Continua.........................


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com