R.G., retrato de un idiota empachoso

Por Alcaraz
Enviado el 03/09/2011, clasificado en Humor
2177 visitas

Marcar como favorito

Imaginad una persona que cada vez que hablas con otro se mete en la conversación.
Imaginad una persona que sabe de cualquier tema, o al menos eso cree él.
Imaginad una persona que cada cinco minutos llama a su novia por el móvil.
Imaginad una persona que si hay algo en el mundo que por casualidad él no sabe, llama
a su novia para que le informe porque, por supuesto, ella sí que lo sabe todo.
Imaginad a una persona que, bajo cualquier concepto, quiere ser el centro de atención.
Imaginad una persona que tiene un móvil de última generación solo para buscar en
Internet información sobre los pocos temas de los que él no sabe.
Imaginad una persona que pasa su tiempo libre y sus vacaciones haciendo tartas de
chocolate para llevar a los compañeros de trabajo y poniendo cabeceros para la cama.
Si no comes de la tarta él se enfada, pero su novia se enfada más aún, aunque no te
conozca.
Imaginad una persona a la que, cuanto más la pisoteas, más te hace la pelota porque si
no, siente que no está relacionado.
Imaginad una mujer metida en el cuerpo de un maricón, a pesar de que él asegure que es
heterosexual.
Imaginad una persona que se sabe toda la vida de los mariquitas y las putas que salen en
telecinco.
La típica persona que cuando habla de otra persona se refiere a él por su nombre de pila
a pesar de que la persona con la que está hablando no le conozca.
La típica persona que se piensa que su puta vida le tiene que interesar obligatoriamente
a todo el mundo.
La típica persona que lleva los cascos para escuchar música en las orejas pero en
realidad no escucha música. Solo quiere que lo parezca para poder cotillear más
sutilmente.
La típica persona que idolatra a su pareja y piensa que su criterio es el único que vale.
Para él, ella es Dios.
La típica persona a la que querrías matar.
Pues esa persona no está en tu imaginación. Existe de verdad. Y hay muchos como él.
Dicen pertenecer a la raza humana, pero es mentira.
Pertenecen a una raza extraterrestre cuyo fin es empachar a la raza humana haciéndola
aguantar a estos idiotas cursis y que ella misma se autodestruya lo antes posible para no
tener que aguantarlos más.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com