Un dia excitante en la playa, 1parte

Por vaporg
Enviado el 27/10/2014, clasificado en Adultos / eróticos
11577 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

A principios de Julio me quedo sin trabajo y como estaba cansado de todo decido irme a ver a mis padres unos días a la costa, mi novia no me acompaña porque continua trabajando. Al día siguiente de llegar a casa los papis decido irme a la playa, la verdad no soy muy de playa pero viviendo en Madrid, acabas echándola de menos.

En la playa que hay cerca de casa tienes dos opciones, playa abarrotada con chiringuitos con demasiada gente y otra que es mucho mas tranquila y apartada, no es nudista, decido la tranquilidad.

Cuando llego mi deseo se cumple, hay poca gente, decido un lugar donde casi no hay nadie, cerca de un espigón, planto mi toalla, me quedo en bañador y me enciendo un cigarro, echo un ojo para ver quien son mis vecinos, a mi izquierda a unos 30 metros una familia, nada destacable, a mi derecha a 10m aprox. una mujer de unos 60 años intentando absorber todo el sol posible, esta en topless y por cierto con unos pechos generosos, me gustan, pero ella no es la protagonista.

Acabo mi cigarro y voy a por el primer baño del verano, salgo del agua y voy a mi toalla, no sin mirar de nuevo las tetazas de mi vecina, morenas y con unos pezones bastante gruesos y morenos, no están nada mal, corroboro, aunque sea una mujer mayor, estaré enfermo?. Me tumbo y cuando el sol me seca un poco empiezo con mi libro, después de estar absorto un rato leyendo levanto mi vista y veo que la familia normal continua en su sitio y la mujer mayor esta recogiendo para irse, ya esta vestida, uff!! Lastima!!, pero un poco mas allá de la vieja ha llegado una sorpresa, justo se están instalando, es una mujer de 40 y pocos con dos niñas. Curioseo y veo que no esta nada nada mal, no es delgada pero tampoco gorda, buenas piernas trabajadas y bronceadas, cadera ancha pero no exageradas, culo respingón y terso, lo sé por que llegué a comprobarlo, y de pechos una talla 100 o 110, pelo rizado y recogido y labios bastante carnosos, esta muy buena!! Me digo a mi. Empieza a volar mi imaginación. Ya no puedo quitarle ojo. La vieja ya no está y tengo buen campo de visión. Ella con las dos niñas van al agua. Estan bastante rato y continuo con mi libro, pero atento a la salida del agua. Por fin sale del agua y me caliento bastante, sale poco a poco arreglándose el pelo con un moño, lleva un bikini rosa lo que hace que resalte su piel morena, con la espalda arqueada arreglándose el pelo su tipo es espectacular, me quito las gafas de sol para verla mejor y pasa lo que tiene que pasar, nuestras miradas se encuentran unos segundos, me pilla embobado y hace una mueca que no reconozco, por ello me avergüenzo y continuo leyendo, no mires tan descarado me digo, pero es imparable esta buenísima y yo estoy con calentura.

Se tumba en su toalla y al poco salen las niñas del agua, recogen sus cubos y palas y se van hacia el espigón, Ella las acompaña, me dan la espalda y yo aprovecho para mirarle el culo, buff!! Se arregla el bikini y cuando gira un poco me vuelve a pillar, mierda!!!, continuo con el libro (hace media hora que estoy releyendo la misma pagina), ellas se alejan y yo estoy temblando, no sé porque pero a veces pasa que hay alguien que te provoca esto. Me voy al agua para ver si me tranquilizo. Cuando salgo ellas todavía están en el espigón, (que coño hacen los niños tanto tiempo en un espigón?) me tumbo y mientras me enciendo un cigarro veo que vuelve, sola, cojo el libro, disimulo. Ella va otra vez al agua, se mete solo hasta las rodillas y empieza a mojarse con las manos el cuerpo, me da la espalda, y pasa algo que casi se me sale el corazón, gira su cabeza rápidamente y me vuelve a pillar, vuelvo a libro, pero por encima del libro veo como se acomoda el bikini de la parte de abajo y se lo coloca tipo tanga, levanto la cabeza como un suricata y Ella me ve pero no puedo apartar la mirada, y entonces se agacha para echarse mas agua, Diosss!!! Que visión. Vuelve a su toalla a tumbarse y yo ya no disimulo tanto, la sigo con la mirada y Ella lo sabe.

Si os gusta mi experiencia, me lo decís y la continuo explicando, esta es la 1ª parte de 3.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com