Ocho meses?

Por J.M.Y
Enviado el 24/10/2014, clasificado en Amor / Románticos
951 visitas

Marcar como favorito

Ay amor…!

Amor…

Ya son ocho meses que nos soportamos, nos engreímos, nos queremos, y sobre todo nos divertimos. Son muchas las veces que te digo que te amo, y lo sabes muy bien, en mis ojos lo lees. O cuando mi corazón palpita al verte llegar, dejándote llevar por esa caminada tan controlada y minuciosa que te caracteriza, no ay duda que eres bella.

Eres una grandiosa mariposita.

Cuando saltas a mis brazos al recibirme después de una larga jornada y me dices que parezco algo narciso, demasiado vanidoso y algo petulante al mirar… -me gustas.

Una muñequita que siempre quise tener. Igual me alegras, a pesar que tengo un rostro difícil en regalar una sonrisa, solo tú sabes hacer que se me impregne una gran sonrisa de oreja a oreja, y lo sabes. Y por eso te amo…

Recuerdo muy bien esa mañana cuando me dijiste…. Hola amigo ¡llegaste tarde nuevamente

( Y reímos) como dos tontos sin conocerse. Luego entramos al salón y nos sentamos muy atrás, porque ya no había sitio a delante. Ese momento fue espectacular, te vi y me que como un tonto, no savia que decirte, tus ojos color marrones claros, me decían no te despejes de mí, quédate un ratito más, y yo estaba dispuesto a todo, estaba atontado, peor de lo que soy.

Déjame decirte que nunca tuve esa sensación tan grata y porque no famélica diría yo, nunca lo tuve y menos con la chica esta… Laurita la impopular, la obsesionada, la que no dejaba irme nunca a pesar que habíamos roto, me comportaba como un cojudo en esos tiempos, si sé que te gustan mis expresiones algo desopilantes por eso lo hago. Como olvidarlo cuando fuiste y encaraste muy licenciosa y la pusiste en su sitio, nunca me entere, sino fuera por la desalmada de su hermana, quizás habrías echo una locura, un bochinche, te conozco muy bien, te gusta que te miren a la cara cuando reclamas, y a veces me das miedo, parece que estuvieras en una corte. Pero igual te amo.

Somos un par de presumidos, unos convictos de amor, que no, nos importa la gente, y mucho menos tu hermano el cara dura ese, nosotros vivimos en mundo bohemio. Pero igual Me alegra estar contigo, cuando me acaricias y sobas mis cabellos, llevándome a un sueño profundo en la cual no quiero despertar, eres un gran hipnotizadora nada que envidiar a (Brian Weiss) porque tú eres mi ciencia humana.

Sé que odias los vestidos blancos de boda, tú dices que nunca te casaras, y pienso igual que tú, porque no es necesario casarse para demostrar tu amor a la persona que amas, que eso hacen los huachafos, los que gastan su dinero en vanidades y no tienen en que invertirlo, tú eres más desenfadada, Tú vives la vida, si yo fuera mujer estarías conmigo, siempre me lo recuerdas porque soy el único que te entiende, eres una loca pacifista obstas por la libertad, me haces recordarme , también soy así, no me gusta la opresión me gusta que la gente viva como quiera con sus propias decisiones. Y Por eso te amo.

Siempre estas a la expectativa si alguna guachafita intenta cortar mi camino, cuando andamos tomados de la mano por la calle, por eso te amo, o cuando nos encerramos en la habitación y nos vemos como dos desconocidos cada uno en una esquina leyendo algo , o escribiendo cualquier trivialidad, nunca encontraría a alguien como tú…

O cuando hacemos el amor, muy acalorados, tan ávidos de pasión, somos unos carnales vamos en contra de todo principio religioso, y tratamos de escondernos para que tu mama no nos vea, somos unos pillos, unos descarados, unos sobones cómplices en todo esto…

Me gusta nuestro amor ermitaño, nuestro amor libre, sin barreras ni prejuicios, quien iba pensar que estuviéramos juntos, nadie lo creía. Esa loca empedernida maliciosa y mete ideas como te decían algunos, pero ahora nos miran cuando nos tomamos de la mano y nos respetan, y tú te asombras, eres una loquita intelectual…

Solo quiero terminar diciéndote que siempre estoy para ti, a pesar que cuando me llamas a las tres de la mañana haciéndome acordar que me amas, y yo en mi sueño balbuceando te digo que también. O cuando me despiertas con tus llamadas de que tuviste un sueño erótico, o que me soñaste besando a una chica. Esas locuras es la que amo de ti, gracias a tu mami y tu papi por haber formado y creado una personita como tú, tan atrevida, tan audaz y a la vez libre…

Y hoy al cumplirse ocho meses de aquel día cuando me dijiste que sí, moviendo tu cabeza, y con unas lágrimas brotando de tus ojos, y tus labios tan dulces que probé por primera vez y dejaras que yo lo disfrutara. Ahora el tiempo sigue, y seguimos juntos, contra todo, nos querían ver separados pero ahora mira amor!… hemos construido mucho y aún falta mucho por reparar y consolidar, y luego cuando hallamos cumplido nos reiremos de ellos fumando un buen porro de marihuana… (De la que te gustan)

Mi preciosa, hoy nos iremos al sitio donde te gusta frecuentar, y comeremos como dos pordioseros. Y luego te daré un regalo que jamás lo hubieras imaginado y quizá alegre tu corazón. Te amo.

   


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com