Antiguos compañeros de trabajo...

Por Alex313233
Enviado el 12/11/2014, clasificado en Adultos / eróticos
10990 visitas

Marcar como favorito

Durante un viaje al extranjero, mientras estaba en el hotel con sus amigos, recibió un Whatsapp de Eva, se pusieron al día de sus vidas y hablaron de trabajo, él quedó que le mandaría una documentación. Él, con el ajetreo de la vuelta, varios retrasos de vuelos... se olvidó de hacerlo, y pasados unos días, ella le escribió un mensaje irónico “agradeciéndole” ese listado... No sabía donde meterse... Le llamó por teléfono y ambos quedaron en que en su próximo viaje se verían y comerían juntos. No vivían en la misma provincia.

Dicho y hecho, pasaron unas semanas, pero Eva estaba en la ciudad donde habían quedado para comer y donde ella iba a trabajar esa semana. Entre risas, se fueron poniendo al día... Estaba preciosa, como siempre, morena y con ese pelo con unos preciosos bucles. Ojos muy expresivos y un lunar en el labio súper-sexy. Vestía unos vaqueros con una camiseta de tirantes y unas sandalias de suela de esparto, disimulando su diferencia de altura. No solo en altura tenían diferencia, ella tenía 6 años más que él...

Tras la comida, se fueron a tomar algo relajados y visitaron la ciudad. Llegaba la hora de la cena y dieron un paseo hasta llegar a la zona antigua de la ciudad. Picaron algo y al volver hacia el hotel ella se quejaba del dolor de pies que tenía... Cogieron un taxi y fueron a un pub muy tranquilo y donde pudieron tomarse una maravillosa copa entre risas y susurros. Él, pidió al camarero unas tiritas y se fueron a la parte trasera a unos sofás. Ella recibió un masaje de pies que fue el detonante de la noche que quedaba por delante... Mientras le masajeaba, podía ver las caras de placer y los ojitos que le estaba poniendo...

Se tumbaron en el sofá, mientras él masajeaba su cabeza, sus brazos, su escote, con delicadeza, con las yemas de los dedos... mientras ella suspiraba... durante un instante, se quedaron mirando, con sus caras a un palmo, y tras mirarse a los ojos se fundieron en un beso tierno, pero cargado de pasión... Sus lenguas se entrelazaron, sus labios se unían y se mordisqueaban y sus manos acariciaban sus cuerpos con sutileza. Cuando se separaron, se quedaron abrazados en el sofá del pub sin decirse nada, relajándose y disfrutando del momento.

Salieron del pub de madrugada, con la ciudad desierta dadas las horas de una noche en mitad de semana. Caminaban por la calle de la mano, como si fueran novios, camino del hotel. Una vez cruzaron la puerta de la habitación, se fundieron en un abrazo sobre la cama mientras se besaban apasionadamente...

Ella estaba tumbada en la cama, y él sobre su cuerpo, besándose sin cesar... Él despojó de su camiseta a Eva... Esos momentos, eran un intercambio de ropa constante, y ella quitó la camiseta de su amigo, acariciando su pecho mientras seguían besándose con pasión... Pasaron unos instantes cuando él quitó certeramente el sujetador de Eva, dejando sus pechos desnudos y acercando sus manos a ellos... Tenía una talla media, en torno a una 85/90, sus pezones se pusieron duros, y al separar sus labios él fue a sus pechos, lamiendo con delicadeza sus pezones, primero uno y después el otro... Besaba sus aureolas, y con la punta de la lengua jugaba con sus pezones, acercando los labios después para absorberlos y mordisquearlos muy suavemente...

Eva se echó a un lado y se quitó los pantalones, momento que él también aprovechó y se quitó los suyos, quedando ambos tan solo con una prenda interior puesta... Sus cuerpos volvieron a estar como estaban... Ella metía sus manos en sus boxers, acariciando sus nalgas y su miembro. Se besaban y acariciaban... ella podía notar su dureza apoyada en su sexo y él podía notar el calor que emanaba su sexo...

Él bajó besando su cuello, sus pechos, su vientre y su sexy piercing del ombligo, llegando a su tanga, que fue bajando despacito... para dejar desnuda completamente a Eva. Era todo un regalo para él poder ver a su amiga totalmente desnuda, con su mirada felina, sus pechos con los pezones duros, y su sexo, arreglado en la zona púbica y totalmente depilado en la zona vaginal, brillante delatando su excitación...

Sus bocas volvieron a unirse, mientras él acariciaba su sexo desnudo... sus dedos jugaban dentro, perfectamente lubricados entraban y salían fácilmente... Mientras, ella había bajado sus boxers, y agarraba su pene con una de sus manos mientras se besaban, masturbándole decisión...

Cuando ella se retorcía, el bajó con su lengua a su sexo, y de manera delicada fue recorriendo su sexo abierto, con la lengua jugaba con sus labios, su clítoris... y con los dos dedos volvía a jugar con su sexo... Eva se retorcía de placer, gemía y agarraba con fuerza las almohadas... Estuvieron en esa situación varios minutos, hasta que ella no aguantó más y tuvo un orgasmo que le hizo jadear con ternura...

Mientras ella recuperaba el aliento, él se despojó de sus boxers, sobre la cama ambos estaban completamente desnudos... Ella miró su cuerpo de arriba a abajo, sus casi 190cms de altura estaban totalmente depilados, y su pene demostraba una erección muy importante, con la punta brillante deseosa de sentir a su amiga. Se miraron a los ojos, y ella abrazó a su pareja mientras él acercó su pene, mientras despacio, muy despacio, fue introduciéndolo en la vagina de su amiga... Era el momento más esperado por ambos, estaban haciendo el amor y estaban disfrutando del momento. Las embestidas eran suaves, dulces, disfrutando y besándose, mientras el pene recorría toda la cavidad vaginal de Eva, llegando a hacer tope y quedándose abrazados con él completamente dentro de ella.

Fueron aumentando el ritmo, mientras el agarraba las dos piernas de Eva mientras le penetraba y sus envestidas eran más y más fuertes... Los 19 cms de su pene entraban y salían completamente de su sexo... Ella estaba completamente mojada y el sonido de cada envestida lo delataba... Ambos estaban disfrutando y estaban realmente excitados... Él estaba cerca de eyacular, así que paró y propuso a su amiga un cambio de postura... Ella se puso a cuatro patas y puso su trasero en pompa esperando que le penetrase vaginalmente... El acercó su miembro y después de jugar con él en sus labios vaginales, lo introdujo certeramente mientras agarraba sus caderas para volver a tener el mando del ritmo. Eva se movía también... acercaba y alejaba sus nalgas, mientras él envestía con fuerza sintiendo que su eyaculación estaba cerca... Ella lo notó y pidió a su amigo que no eyaculase dentro, así que él sacó el pene y lo hizo sobre la espalda de ella, dejando 5 o 6 chorros de su espeso semen sobre ella... soltando un generoso gemido y tirándose sobre la cama unos segundos mientras se masturbaba sacando todo el semen residual de su pene...

Tras mirarse y sonreír, él fue al baño a por una toalla para que ella pudiera limpiarse, algo que hizo él mismo. Tal y como estaban, desnudos, se acostaron y descansaron durante unas horas, hasta que él debió marcharse y se despidieron hasta otra ocasión...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao