En la tranquilidad y en la dicha

Por Juan TOMÁS FRUTOS
Enviado el 15/11/2014, clasificado en Varios / otros
192 visitas

Marcar como favorito

Las mañanas de descanso tienen un cierto sabor nostálgico, sobre todo las primeras horas en las que vemos tenues rayos de Sol que nos recuerdan la infancia y la adolescencia.

 

Me acuerdo mucho de los que están, y, fundamentalmente, de los que se han ido, presentes en las ideas que compartimos.

 

Antonio y Pedro se fueron este año, entre otros. Eran dos personas enamoradas de la vida, felices a su manera, que cantaba Sinatra. En momentos dulces de la jornada, cuando miramos con cierta distancia a cuanto hacemos, los rememoramos. Fueron un grato ejemplo. Los hay, y lo son frente a los que se comportan como si la existencia no fuera con ellos. Ya lo averiguarán.

 

En este aquí y ahora nos deleitamos con la dicha que nos regala la tranquilidad, saboreamos un buen café, y a los que queremos y nos quieren les decimos ¡buenos días! Se los deseamos de verdad, de corazón y por siempre.

 

Juan Tomás Frutos.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com