Mi perro es un conejo

Por Cortez
Enviado el 03/12/2014, clasificado en Poesía
246 visitas

Marcar como favorito

Tengo un perro lanudo, color gris.

Un schnauzzer de apenas ocho meses.

¡Qué batalla nos da cuando hace pis!

No lo puedo educar. Ni con sus heces.

 

Trae el corte especial para esas razas.

Pero grandes quedaron sus dos cejas, 

que no le veo los ojos. Sus carnazas

muerde feliz, aunque no estén parejas.

 

Le damos sus croquetas mañaneras

y al jardín lo llevamos una hora.

¡Qué agradables resultan las primeras

muestras de afecto que tu amigo añora!

 

Si a la casa permites que se meta,

debes estar atento con lo que hace.

Precaución debe haber que comprometa

cualquier reacción, pues nada satisface.

 

Cuando viene a mi encuentro me saluda, 

moviéndose feliz. Muerde mi mano.

Mala maña agarró para que acuda

cuando lo llamo yo. No es nada sano. 

 

No es un perro normal, digo a mi esposa.

Y por eso le doy un buen consejo:

Hay que decir al perro cualquier cosa

que lo ha de convencer que es un conejo. 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com