El secreto de Javier, el ginecólogo II Parte (B)

Por Intense
Enviado el 20/01/2015, clasificado en Adultos / eróticos
17855 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

primero comenzó con mis hombros, luego por mis brazos, manos, hasta que poco a poco iba bajando hasta mi cintura a lo que yo reaccione y con la voz entre quebrada le dije, “que haces Ton, que te pasa, déjame ya, por favor quiero irme, no diré nada pero déjame, te estas propasando”, Ton con esa voz muy profunda y viéndome con esos ojos penetrantes, me dijo, “tranquila putita, déjate llevar, solo te quiero hacer feliz, ya verás que te va a encantar lo que te voy hacer, solo disfruta putita inocente”, y por alguna extraña razón, que no se si era por ese momento, pero me gustaba y me excitaba que me insultara, que me diga puta, aunque yo no quería eso pero no podía impedirlo, estaba sumisa a él; y así me seguía manoseando hasta que llego a mis senos, a los que de un tirón me los saco de mi sostén, me los comenzó apretar fuertemente, me hacía doler, me los besaba, manoseaba, jugaba con mis pezones, me los mordía, en fin hacia una fiesta con mis senos, lo que me comenzaba a gustar.

Bueno y así dejo por un momento mis senos para bajar hacia mi ombligo, y bajaba más y más, hasta que llego hasta el broche de mi pantalón, muy despacio lo desabrocho y metió su mano en mi interior, me acariciaba mi panti y cada vez lo hacía con más fuerza, yo sentía que mi vagina estaba mojada, cada vez que Ton me la tocaba, me hacía suspirar, muy despacio comenzó a bajarme la panti, que llevaba puesta, para así quedar totalmente al descubierto con mi vagina, yo disfrutaba eso, hasta que comenzó a besar mi pequeña vagina, “aaaaaaaahhh”, gemí, me lambía la vagina como si lambiera una paleta o un helado, me metía su lengua en el pequeño orificio de mi vagina, y sentía que estaba en el cielo de placer, estaba loca de tanto placer, hasta que de pronto sin previo aviso me metió su dedo meñique en mi huequito, a lo que yo solo avance a decir “aaaaaaaahhh, no, me duele, para ya”, pero a él parecía que no le importaba mi dolor y parecía que le excitaba mi dolor, así que no paro y siguió metiéndome su dedo cada vez más a dentro y con más intensidad en mi vagina, me gustaba pero me dolía porque yo era y sigo siendo virgen, y así me metió todos sus dedos uno por uno, luego empezó a halarme el clítoris, aaaaahhh lo hacía con una delicadeza, sentía que algo se venía dentro de mí , era un placer enorme que quería salir, estaba totalmente excitada, y loca de placer por lo que él me hacía.

De pronto comencé a sentir que algo me quemaba la espalda, algo duro que me golpeaba, era su enorme pene que lo tenía totalmente erecto, así que cogió mi mano derecha y me la puso en su pene, yo me asuste porque era la primera vez que tocaba uno, y de ese tamaño parecía rodillo de amasar pan, tan duro y grueso, aunque yo quería soltarlo, no me dejaba y me hacía que se lo toque todo hasta esas largas y arrugadas bolas que le colgaban de su pene, poco a poco me lo iba subiendo más y más, hasta que me lo puso, cerca de mis senos, me los rozaba con su pene, mientras su pene hacia eso, su mano se encargaba de mi vagina, me la frotaba y me metía sus dedos, estaba completamente lubricada mi tierna vagina, y de color rojo de tanto que me la frotaba, y con su boca me comenzó a besar como un loco muy apasionado, me metía su lengua dentro de mi boca, me besaba y mordía el cuello, , estaba toda mojada, sudada y completamente excitada, estaba totalmente en la cúspide del placer.

Hasta que de repente, paro de manosearme y me dijo “escuchaste, esas voces, parece que viene alguien”, yo totalmente apoderada por placer, también escuche y parecía que estaban muy cerca de la habitación, a lo que reaccione, parecía que había despertado del más perverso sueño erótico, lo mire a Ton y le dije, “que haces”, y lo bofetee, aunque fue una bofetada casi sin fuerza, porque ya no tenia, me comencé a vestir, me intentaba poner mi sostén pero los tirantes estaban rotos, me los había roto Ton, mi panti estaba majada, así que me amarre el sostén, me puse la panti y la ropa, pare y Ton me quedo viendo, muy fijamente como que me decía, ¡esto lo vamos a terminar!, bueno es también se puso su pantalón y se guardó su pene, que se le notaba en el pantalón ya puesto, porque aún estaba erecto, así que salí de su habitación hasta la puerta de la misma, mientras me arreglaba un poco, efectivamente llegaron esas voces, eran dos amigos de Ton, me saludaron y para completarla también llego mi amiga Mía, la hermana de Ton, y me pregunto, “¿qué te paso, porque te has demorado tanto?, yo sin saber que decir muy sorprendida de verla ahí, de pronto salió Ton y le dijo, “oh tranquila hermanita, ella pasaba por aquí, me saludo y me dijo que tenía un problema con su iPod, y como yo sé un poco de tecnología, pues la estaba ilustrando”, Laura “yo en mi mente decía, en lo único que me ilustro fue en manosearme y propasarse”.

Bueno doctor y de ahí en adelante hasta ahora, siempre he estado recordando aquella escena que viví, en casa de mi amiga, todas las noches pienso en aquello, y mi cuerpo empieza a calentarse y siento que vuelve otra vez esa corriente que me penetraba, que sentí aquella tarde en la habitación de Ton, así que empiezo a dar vueltas en mi cama, me sobo por la almohada, parece que ya lo veo nuevamente a Ton, manoseando mi cuerpo, y cuando amanece el día, sale esa secreción de mi vagina, y pensar que por culpa de su perversidad, casi pierdo mi virginidad", Laura le acababa de contar a Javier lo que le había pasado aquella tarde en casa de su amiga con Ton, Javier en lo único que pensaba era en como terminar el trabajo inconcluso de Ton, quería echarse encima de Laura, en ese momento y fallársela como más no podía, y Laura nuevamente le pregunta a Javier, "doctor, y ahora que me va hacer, dígame será por lo que le conté, que me sale esa secreción", Javier mirándola fijamente de pies a cabeza, le contesta,. Continuara


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com