La Sopa de Aderezo

Por Florentino
Enviado el 13/01/2015, clasificado en Varios / otros
183 visitas

Marcar como favorito

Vengan a comer, la sopa esta servida; siempre exclamaba aquello doña Isabela de los Rosales, mujer casada y con cuatro hijos. Ella cocinaba, mas bien creaba sus comidas, potajes y jugos exquisitos todos por cierto. Pero la sopa de aderezo es única, tal vez porque doña Isabela de los Rosales sazonaba y guisaba los elementos culinarios de una manera antiquísima (heredado quizás por su mama-abuela) o por que tenía  el espíritu, la gracia y el talento para la cocina.

Ella nos relataba sentada en la  mecedora situada en el patio interior de su casa que la elaboración de este platillo  es simple, que solo se necesitaba una cacerola  en la cual se agregara un chorro de aceite vegetal, ajo, ají escabeche, cebolla en pequeños trozos, el “molido”(preparado licuado de condimentos) estos son removidos con una cucharon  de madera y ya entreverados se agrega jengibre y  una pizca  de ají no moto, este preparado ya  guisado  se vertía agua y fideos estos pueden variar en forma y tamaño; finalmente trozos pequeños de patatas,  ponía énfasis en que el caldo de el hervor a fuego lento en la estufa y por ultimo a servir. La presentación de esta sopa en la mesa es en plato “hondo” como decimos sus hijos  y con panes comprados  a señoras de cabellos plateados con historias ya conocidas que exhiben en la calle sus  canastas de mimbre cubiertas de mantas albas hechas de costales de harina que a su vez impregnaba a los cestos “la fragancia” recién sacada del fogón de la única panadería del barrio y que ahora creo ya no existe. Los comensales y parientes comentan que la sopa de aderezo de doña Isabel es de un color indefinido pero vivo y de gran salvaguarda de las tripas como exteriorizaba la mama-abuela  cuando la preparaba esta  en el corralón y cocina de barro.

En noches tristes y frías doña Isabela de los Rosales cocinaba esta sopa y al momento de servir les decía a sus cuatro hijos- por favor cojan un pan cada uno de la panera , si uno de ellos contradecía la orden en ese momento ella se acercaba a la mesa y volcaba categóricamente su frase que aún la recuerdoCarajo coman despacio y callados que su papa  esta durmiendo”.  


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao