Trío inesperado en Cancún (1)

Por Freedom
Enviado el 10/07/2015, clasificado en Adultos / eróticos
7671 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Me encontraba pasando el verano en Cancún, un día caluroso y acababa de instalarme en un camastro afuera de la alberca con una gran vista que había. Después de tomar un poco de sol me zambullí al agua, desde donde note a una chica recostada tomando el sol y acomodando la parte de arriba de su bikini porque se le había asomado uno de sus pezones regalándome una hermosa vista y de paso excitandome. Nadé un poco para refrescarme y despejar mi mente de lo que acababa de presenciar, pero no podía dejar de pensar en Kim (descubrí que ese era su nombre más tarde), delgada, de 1.70 de altura, buena proporción de cuerpo, ojos azules, labios carnosos, tez bronceada, cabello lacio y largo castaño, un trasero voluminoso y un par de senos bronceados, grandes y hermosos; pensaba aún más en ella así que salí de la alberca y me recoste para relajarme. Pasado un rato noto que Kim ya no está y volteo para buscarla, descubriendo que se acercaba a donde yo estaba e iba acompañada de una amiga, hasta ahora veía el bikini morado que lucía Kim y la hacia verse aún más hermosa (si es que eso era posible). Las dos se paran delante de mí y Elena (amiga de Kim, de cabello rubio, más bronceada y también con muy buen cuerpo) me dice que si disfruté el espectáculo de su amiga, siento como me sonrojo y de mi boca solo salen las palabras "lo siento, no era mi intención, pero en verdad fue un gran espectáculo gracias (sonrisa picarona) y siento como crece algo debajo de mi short de baño, ambas sonríen al mirar mi reacción, Kim se me acerca y me susurra al oído que hay más de donde eso vino, me besa en la mejilla y deja la llave de su habitación para que la alcance.

Ellas se alejan riendo y dejándome ahí procesando qué es lo que acababa de pasar, decidí esperar un rato para alcanzar a Kim y después de 40 minutos me dirigí al elevador para llegar hasta su habitación, abro la puerta y el cuarto está a oscuras, enciendo la luz y me encuentro a Kim recostada en la cama, todavía con su bikini morado, pero me llevo una enorme sorpresa al ver a Elena recostada también en la cama con su bikini azul y una sonrisa muy particular, diciendo "pensábamos que no ibas a venir". Cierro la puerta y me acerco a la cama (todavía no asimilaba lo que pasó en la alberca y ahora haría un trio con dos nenas precipiernas tomo a Kim de las piernas y la acerco a mí para besarla, primero sus piernas por las que voy subiendo con cada caricia, su cadera, sus pechos, el cuello, el pelo y me detengo en su boca, su respiración se siente entrecortada y sus mejillas rosadas, la beso tiernamente y me separo para de nuevo besarla apasionadamente esta vez. No me he olvidado de Elena, me acerco a ella y la beso con la misma intensidad que a Kim, la recuesto sobre la cama y recorro su cuerpo con mis manos, disfrutando de la suavidad de su piel hasta llegar a su entrepierna y sentir la humedad de su bikini. Le retiro su tanga y recorro el relieve de su vagina con mis dedos, comprobando lo mojada que esta, separo sus piernas un poco más y hundo mi cara en su vagina, mientas que Kim no se queda atrás y besa a Elena la cual responde moviendo su lengua sobre la de Kim y presionando sus labios fuertemente, mi lengua por otro lado se mueve alrededor de su vagina arrancándole unos suspiros a Elena. Kim le quita el bikini a Elena revelando unos grandes pechos con sus pezones excitados (sabía que Elena también tenía muy buen cuerpo), Kim los toma entre sus manos y aprieta haciendo gemir a su amiga, yo por mi parte introduzco dos dedos en la vagina de Elena, sintiendo sus arqueadas de placer y la humedad de su interior; Kim por su parte ha dejado de besar a Elena, ahora se dedica a besar sus pechos y combinado con lo que pasa en su coño no tarda en alcanzar su primer orgasmo. Con Elena satisfecha y recuperándose de aquel orgasmo volteo mi atención a Kim, la despojo de su bikini y tomo sus senos entre mis manos apretándolos y compruebo que no sólo son de gran tamaño sino que también son muy suaves, recargo mi cabeza sobre ellos y comienzo a besarlos, pasando de uno a otro, chupando y lamiéndolos escuchando la respiración de Kim agitada. La recuesto y bajo sobre su cuerpo, me detengo sobre su vagina, todavía con la tanga puesta, y la beso por encima de su ropa percibiendo el aroma y sabor de su cuerpo (todavía no es hora), así que bajo por sus piernas, besando cada parte de ellas, describiendo un círculo que empezó en su vagina, siguió sus piernas de arriba a abajo y terminó regresando a su vagina, le aparto su tanga y me como a besos su coño. Es la revancha de Elena y todavía excitada y mojada se coloca sobre Kim que lame la vagina húmeda de Elena, producto de su primer orgasmo, mientras que yo sigo ocupado en la vagina de Kim, mi lengua recorre su interior, saboreando cada centrimetro de ella, Elena grita de placer al llegar a su segundo orgasmo y eso hace que me excite aún más hasta y aumente el ritmo de las caricias hasta que le viene a Kim su primer orgasmo, el cual llega directo a mi boca y empapa mi cara.

Me recuesto en la cama y son ellas las que ahora tienen el control, ambas recorren el torso de mi cuerpo acariciando y besando cada parte de él. Siguen bajando hasta mi entrepierna donde Elena remueve mi short dejando mi pene en libertad y a merced de ellas. Kim toma mi pene entre sus manos y lo coloca entre sus pechos frotándolos para masturbarme mientras que Elena se dedica a besar la cabeza del glande y acariciar los testículos, después de un rato es Elena la que ahora me esta mssturbando, subiendo y bajando mi pene con su mano y Kim se lo introduce a su boca y siento su lengua jugueteando, pero también siento su mano deslizándose más abajo de mis testículos, acariciando algo más... No puedo resistir más y cedo ante las caras de estas dos chicas, les aviso que me voy a venir y me levanto, me masturbo más rápido y descargo mi semen en Kim y Elena, bañando sus pechos, su cuerpo con mi leche. Ellas se levantan y comienzan a limpiarse el semen de sus cuerpos, cuando se han ayudado y terminado vuelcan su atención hacia mi pene, chupando hasta la última gota de mi pene con sus bocas, compartiendo al último un beso conmigo para disfrutar del fruto de ellas.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com