Sexo bajo el agua

Por Tazzia Mayo
Enviado el 04/04/2015, clasificado en Adultos / eróticos
15571 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

No llevaban demasiado tiempo juntos, pero sí el suficiente para comenzar a descubrir lo que estremecía a cada uno. Su historia había sido de lo más corriente, chico conoce a chica y conectan.

Álvaro había descubierto el sexo a penas hacía unos meses y desde entonces, no había parado de ver películas, leer libros e intentar saber cómo podía hacer disfrutar más a la siguiente mujer con la que compartiera cama, aunque a decir verdad, el dónde no tenía por qué ser la cama.

Una mañana, tras haber quedado con Laura para desayunar en su casa, decidió que era el mejor momento para comenzar a disfrutar de ella. A penas un par de encuentros terminados en su habitación le parecían suficientes para lo que tenía en mente, y mientras ella terminaba de beber su vaso de agua dijo sin pensarlo más...

- La próxima vez que sientas cómo el agua recorre tu cuerpo recordarás lo que vas a sentir en unos momentos.

Álvaro cogió su mano con dulzura y la llevó despacio, sin tiempo a responder, hacia el lavabo. Tras abrir la puerta de la ducha comenzó a quitarse la ropa frente a ella y vio como la sorpresa inicial de Laura se convertía en una expresión picara y anhelante; ya completamente desnudo, ella comenzó a desnudarse despacio, contoneándose sutilmente y mirándole de una manera tan sexy que Álvaro la introdujo sin mediar palabra en la ducha. Se puso de rodillas mientras un fino y suave hilo de agua caía sobre ellos, abriéndose paso entre sus piernas y ese pubis precioso que estaba ansioso por degustar, su lengua comenzó a provocar los primeros gemidos. Tal y como había visto y leído, comenzó despacio, rozándola sutilmente mientras sus manos recorrían la curva de sus caderas y la miraba de manera provocativa. No pudo evitar que su erección aumentara cuando vio cómo el agua se deslizaba por sus pezones erectos a causa de lo que él estaba haciendo. Los gemidos de Laura se repetían y lo entendió como una señal de acelerar levemente el ritmo de su lengua sobre su clítoris, mientras uno de sus dedos se introducía en ella junto a la humedad de su excitación y el agua de la ducha.

Deseaba poder aguantar, pero todo era tan perfecto, tan erótico y tan pornográfico para él, que prefirió centrarse en ella y no pensarlo más. Notó cómo su clítoris respondía y sus paredes se dilataban buscando más, a pesar de que ese no fuera su plan inicial, decidió que tenían mucho tiempo por delante entre ellos para proporcionarla todos los orgasmos posibles, así que sin hacerse más preguntas, se introdujo en ella provocando un gemido intenso y agudo junto con una mirada de sorpresa y placer como la que Álvaro llevaba esperando desde que el sexo comenzó a formar parte de su vida.

Laura comenzó a gritar sin reparo mientras él presionaba suavemente sus pechos y lamía sus pezones, no sabía cuánto podría aguantar, pero aquello era mejor que todas las fantasías que había tenido solo durante tantos años. De repente sintió cómo Laura se separaba y era ella quien ahora se ponía de rodillas degustándole a él. Viéndola sumisa, a sus pies, con esa mirada más de actriz porno que de trabajadora de correos, sintió como se avecinaba esa explosión que tanto deseaba liberar, pero dudando de si sería lo correcto. Justo en ese momento Laura se puso de pie y le susurró “sé que ha sido corto, pero solo necesitaba tener tu sabor en mis labios mientras nuestros orgasmos se encuentran dentro de mí”. Introdujo su sexo en ella y ambos gritaron juntos sintiendo cómo vibraban sus cuerpos...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com